Capítulos
Porfueriando

Regresando a la partida por el otro lado: MDE – LGA


Mi visita a Korea del Norte fue algo muy interesante para mí, pero llegar allá desde aquí es tremendo viaje.

El país queda casi al otro lado del planeta desde Colombia. Bueno, más técnicamente eso sería como en Indonesia, pero ustedes entienden lo que quiero decir (¿cierto?).

El peso colombiano valía algo, yo tenía algún dinero, algunas millas, y tenía cierto tiempo disponible. Las circunstancias eran a todas luces mejores que las que hay ahora, al momento de escribir esto.

También tenía algunos amiguis regados por el mundo que hicieron el viaje más fácil. Esos todavía los tengo, afortunadamente.

Así que tomando la ida a Korea del Norte como base, terminé armando una ruta de ida y regreso en donde podría decirse que salí por un lado del globo y regresé por el otro.

De hecho esta fue la segunda vez que lo hice. Pero fue la primera vez que lo hice por un viaje solo de conocimiento, placer, y amistad, planeado para que fuera así.

Digo, planeado a grandes rasgos. Hubo muchas cosas que fueron surgiendo en el camino, y que oportunamente les iré contando.

Cuando estuve viviendo en Tailandia, en el pedazo de 2010, también llegué allá por un lado y regresé a Colombia por el otro. Pero eso no fue del todo planeado para ser así.

Luego escribiré sobre eso también, por supuesto.

Por ahora sigamos en esta segunda vuelta, sigamos aquí.

En algunas ciudades estuve solo de paso, en otras me quedé varios días (e incluso semanas). La ruta total fue:

Medellín – Miami – Fort Lauderdale – Atlanta – New York – Boston – Washington – Atlanta – Miami – Los Angeles – Tokyo – Nagoya – Osaka – Nagoya – Ibaraki – Shanghai – Beijing – Pyongyang – Samjiyon – Pyongyang – Hamhung – Pyongyang – Shenyang – Beijing – Moscú (Monino) – Kiev (Pripyat – Chernobyl) – Helsinki – Oulu – Rovaniemi – Oulu – Helsinki – Copenhague – Amsterdam – Munich – Copenhague – Amsterdam – Lieja – Maastricht – Eindhoven – Amsterdam – Oranjestad – Willemstad – Medellín.

mapafull-1
Mapa del viaje entero. Los nombres de algunas ciudades no cupieron del todo, pero ahí están todos los puntos.
mapafull2d-1.png

Como les digo, fue un viaje largo, donde estuve con muchos amigos que todavía conservo, y donde vi y experimenté muchas cosas que me producían curiosidad.

Hasta el momento ha sido una de las mejores épocas de mi vida, y todavía la recuerdo con mucho cariño. En parte por eso quiero escribir esto, para que no se me olvide.

Y bueno, yo creo que va a ser muy largo, incluyendo lo que escribí antes de esto sobre Korea del Norte, Kiev y Chernobyl, que fueron parte de este viaje. Así que este primer artículo al respecto solo tendrá un pedazo del recorrido.

Aquí hablaré de la ruta Medellín – Miami – Fort Lauderdale – Atlanta – New York.

mdelga.jpg

Aquí voy.

El primer punto de parada en todo esto era Miami.

Recuerdo que los vuelos directos y sin paradas en ese momento estaban caros (suelen serlo).

Pero yo tenía algunas millas de Avianca, y me puse a ver qué podía hacer con eso. Había disponibilidad y terminé reservando un vuelo Medellín – San José de Costa Rica – Miami.

Para mí era mucho mejor, iba a conocer San José (tenía una escala de varias horas) e iba a probar el Embraer 190 de Taca.

Pero tres días antes del vuelo me llamaron a decirme que Taca había cancelado ese vuelo, y que entonces me iban a poner en el vuelo sin paradas Medellín – Miami.

Justo uno de los vuelos que había estado carísimo cuando había estado buscando para hacer las reservas. Para alguien “normal” eso habría sido supremamente conveniente y positivo.

Para mí no, yo quería mi vuelo lechero.

Pero en fin, no había nada que hacer que no significara más plata. Y bueno, yo había volado ya en Airbus A320 de Avianca, y me iba a quedar sin conocer San José y el Embraer 190 de Taca. Pero el plan seguía en pie sin contratiempos.

Así las cosas, pues nada. Directo, sin escalas, y en Airbus A320 a Miami.

Ruta: Medellín (MDE) – Miami (MIA)
Avión: Airbus A320
Aerolínea: Avianca

Los vuelos desde Colombia a Estados Unidos por lo general no permiten hacer web check-in. Así que me tocó ir temprano al Aeropuerto para asegurarme de obtener un puesto de ventana.

boardav
Pase de abordar listo con puesto de ventana, como debe ser.

Ramírez.

Logré mi objetivo, pasé emigración y me senté en la sala de espera.

Estaba muy relajado ahí cuando escuché mi nombre por el altavoz. Me estaban llamando a que fuera a la oficina de la policía.

Me pregunté qué habrían visto si solo llevaba ropa, un par de libros, y cosas para mis familiares en Estados Unidos.

Pero bueno, a no ser que me hubiera metido un paquete raro entre el check-in y ese momento, no tenía nada qué temer.

Me acerqué pues a la oficina de la policía, y allí estaba mi maleta.

La abrieron en frente mío para revisar, y lo sospechoso resultó ser un pequeño tarro de mermelada de uchuva que le estaba llevando a un primo de mi mamá.

Chuzaron el tarro salvajemente y pusieron un poco de mermelada en una vaina para determinar si era cocaína o qué, estilo Alerta Aeropuerto.

Cuando dio negativo me dejaron ir, y la maleta volvió a su cadena de embarque. Pero el tarro quedó con un hueco, esperaba que no se regara en el viaje.

Llegó mi Avión desde Bogotá, y resultó que el Primer Oficial de ese vuelo era mi gran amigo Andrés D. Nos conocemos desde el colegio, y siempre tuvimos la misma pasión por la Aviación.

DSC_4049.jpg

Solo que él tuvo algo más de suerte en ese camino que la que yo he tenido yo hasta este momento, y ya estaba de Primer Oficial. Para mí fue una grata sorpresa.

Mi Avión ese día sería el N281AV.

DSC_4058.jpg

El vuelo repleto salió a tiempo, rodamos a la pista activa.

DSC_4060.jpg

Sería la última vez que vería tierra antioqueña y colombiana en dos meses. Fuera de mi mamá y mis perritos no me iba a hacer falta, en realidad.

DSC_4061.jpg

Fue un vuelo sin mayor novedad, por la ruta usual. Creo que en la foto de abajo es Jamaica, podría ser Cuba también.

DSC_4074.jpg
DSC_4069
Comida ese día entre Medellín y Miami.

Ramírez.

Iniciamos el descenso, y la visibilidad comenzó a disminuir.

DSC_4082.jpg

Ya sobre Miami propio estaba lloviendo bastante.

DSC_4084.jpg

Seguimos descendiendo y aproximando. Menos alto, en aproximación final, la visibilidad mejoró bastante.

DSC_4095.jpg

Y así, llegamos.

DSC_4106.jpg

Lo único maluco fue un bebé llorando todo el rato.

Hay pocas cosas más incómodas que eso, y lo peor es que uno no puede hacer nada porque es simple biología en un espacio cerrado. Toca básicamente apretar y ya, total impotencia.

¡Pero es horrible! ¡Desesperante!

Me alegro mucho por cosas que están haciendo aerolíneas como Japan Airlines para ayudar a que la cosa sea un poquito mejor en ese sentido.

Así que bueno, aterrizamos en un Miami lluvioso como les decía, con tremenda melodía para rematar.

Años más tarde en un Boeing 777-300 de Air Canada me encontraría con uno aún peor. Eso se los cuento en su momento…

bordkox
Yo soy todos esos.

Antes de descender del Avión, ya que la tripulación era conocida, solicité autorización y le tomé una foto rápido a la cabina del Avión.

Mi amigo me dijo que esperara a que dejara el reloj en cero, que iban a creer después que era un Piloto despelotado. Cuando lo hizo, tomé la foto, y luego nos fuimos todos.

DSC_4110.jpg

La hora en que llegaba el vuelo de Avianca de Medellín a Miami por ese entonces coincidía con la hora de llegada del vuelo de Lufthansa de Frankfurt, y llegaban a la misma terminal.

Entonces tocaba salir corriendo pitado a inmigración a no ser que uno quisiera quedarse mil horas allá.

¡El vuelo de Lufthansa de Frankfurt era en Boeing 747-400 o Airbus A380-800! Imaginen el gentío en inmigración pues…

Así que como dije, había que correr. Y así lo hice.

La fila fue algo larga, pero le gané a la mayoría de los que venían de Frankfurt. Y no superó las dos horas de mi récord en Miami unos años antes llegando de Londres.

Pasé inmigración, y se suponía que me iba a ir a donde mi amiguis Eliza. Pero en vista que me había encontrado con mi amiguis Primer Oficial, decidí pasar el día con él mejor (obviamente avisándole a Eliza que iba a llegar tarde, por lo cual ella no tuvo problema).

DSC_4112
Regresando donde Eliza, de noche ya.

Ramírez.

En Miami no tenía ningún plan en realidad, pero tenía varios amigos allá en ese entonces, entonces nunca estuve sin cosas para hacer.

Por un lado, estaba por supuesto Eliza. Nos fuimos a dar vueltas, a andar por Fort Lauderdale, y me acompañó a comprar zapatos ya que recuerdo.

DSC_4145
Camino a Fort Lauderdale.

Ramírez.

DSC_4144
Iba a haber un show aéreo, pero yo ya no iba a estar por allá. Me lo perdí.

Ramírez.

En ese entonces, como he dicho reiteradamente, el peso valía algo.

Me acuerdo que me compré un par de zapatos, y me dijeron que si compraba un segundo par me lo dejaban en 25 dólares. En ese entonces eso era menos de 50.000 pesos de Colombia.

DSC_4125
Comprando zapatos muajajaja.

Ramírez.

¿Esos zapatos cuánto iban a valer en Colombia? Asumiendo que se consiguieran y que hubiera de mi talla, cosa que casi nunca sucede. Pues mucho más que eso…

Ese segundo par duró años.

Por otro lado, estaba mi amiguis Julián O. sacando su licencia de Piloto allá.

DSC_4171
Este creo que iba para Opa Locka.

Ramírez.

Lo acompañé en una lección de vuelo nocturno en una Cessna 172 con un instructor cubano llamado Yasmany, y le entregué algo que le había mandado la mamá desde Colombia conmigo.

Julián estaba sacando su licencia en una escuela en el Aeropuerto de Tamiami, con mucha Aviación general, y movimiento de fuerzas de policía y bomberos también.

DSC_4213
Bomberos.

Ramírez.

DSC_4245
Aviación General por montones.

Ramírez.

DSC_4235
Cessna power.

Ramírez.

Llegando a Tamiami hay un Douglas A-26 Invader que participó en la Invasión de Bahía de Cochinos. Su matrícula es FAL931.

DSC_4221.jpg
DSC_4295
Es bien conocido la gran cantidad de cubanos que hay en Miami, muy poco afines con el regimen de los Castro (por decirlo suave).

Ramírez.

DSC_4308
Cessna a punto de salir (no fue en la que volamos).

Ramírez.

El vuelo era un crucero a Palm Beach, si mal no recuerdo, y luego regreso.

En el regreso nos dejaron sobrevolar el Aeropuerto Internacional de Miami. Eso no es común por ser un espacio aéreo muy congestionado, pero a esa hora el tráfico era muy leve y los controladores no tuvieron problema.

En la galería de abajo algunas foticos del vuelo nocturno de entrenamiento con mi amiguis.

Y anduve con otros conocidos de él solo por estar. Obviamente, también me volé a tomar fotos de Aviones.

DSC_4181
¡Un bus por allá! Cosa mah rara cabaiero...

Ramírez.

La sesión que tuve ese día estuvo bacana porque hizo muy buen clima y buena luz.

DSCN8106
Casual tomando fotos en Miami.

Ramírez.

Aparecieron varias cosas que al momento de escribir esto ya no existen, como los Boeing 767-200F de Tampa Cargo. Es más, si se fijan en la foto a través de la malla (la segunda de la galería), casi toda la flota estaba en Miami en ese momento.

También el Boeing 747-400 de Air France, los Aviones de Taca con colores “copete rojo”, y el montón de Aviones de American Airlines con los colores viejos que ya no existen. Una muestra de las fotos que tomé ese día en la galería de abajo.

Ruta: Fort Lauderdale (FLL) – Atlanta (ATL)
Avión: Boeing 717-200
Aerolínea: AirTran

Después de esos días con amiguis en Miami y alrededores, era momento de seguir.

Ahora me dirigía a New York, y posteriormente a encontrarme con otro amiguis que se llama Rudy C. Él es Colombiano, de Barrancabermeja más específicamente.

Rudy es un putas de aguadas en su ingeniería, y estaba terminando un doctorado en la Universidad de Connecticut, en Storrs. Al momento de escribir esto está viviendo en Alemania, y también sacó su licencia de Piloto ya.

Entonces después de New York le iba a caer a él allá.

Por supuesto que desde Miami o Fort Lauderdale había muchos vuelos sin escalas a New York, pero la mayoría eran en aerolíneas o Aviones en los que ya había volado.

Y como no me gusta repetir mientras pueda, decidí irme en AirTran con escala en Atlanta, volando en Boeing 717-200. No había probado ni la aerolínea, ni el Avión, entonces al pelo.

Llegué mucho más temprano de lo que debía al Aeropuerto de Fort Lauderdale adrede, porque quería tomar algunas foticos antes de salir.

DSC_5074.jpg

En el techo de uno de los edificios de parqueaderos del Aeropuerto hay una zona oficial para ver Aviones, accesible muy fácilmente desde la terminal principal.

Hay otros lugares en los alrededores también, pero toca tener carro para llegar.

DSC_5096.jpg

Así que me fui un rato para ese lugar y ahí me quedé. Al igual que con la sesión anterior en Miami, tomé fotos a cosas que no existen al momento de escribir esto.

Por ejemplo, la misma aerolínea AirTran que ahora está fusionada con Southwest, Virgin America que ahora está fusionada con Alaska, US Airways que ahora está fusionada con American Airlines.

Otras cositas interesantes como varios jets de negocios y hasta un Grumman EA-6B Prowler de la Aviación Naval.

Ahí abajo les dejó algunas fotos que tomé en ese momento.

Llegó el momento de ir a abordar, me bajé del edificio y entré a la terminal. Creo que esa fue la primera vez que pagué por chequear una maleta, como 20 dólares del momento.

DSC_5075
Check-in en Fort Lauderdale.

Ramírez.

Pasé el filtro de seguridad después, que estaba bastante ágil (nada que ver con Miami), y me dirigí a la sala de espera.

boardairtran
Pase de abordar listo con puesto de ventana, como debe ser. AirTran usaba unos papelitos como los que en su momento usó AirAsia y Aires.

Ramírez.

Mi vuelo estaba a tiempo, y yo también había llegado con tiempo suficiente. Todo estaba bien.

DSC_5261
AirTran 1528 a Atlanta a tiempo.

Ramírez.

DSC_5262
AirTran 1528 a Atlanta a tiempo.

Ramírez.

Abordamos y me senté, al lado se sentó un tipo con un niño como de dos años. Obviamente eso no auguraba nada bueno, pero al que no quiere caldo se le dan dos tazas.

Cero e iban ya dos de dos vuelos en los que niños habían dañado el ambiente (no crean que este de dos años se quedó quieto, noooooo señor, no).

DSC_5263
N926AT en gate C6.

Ramírez.

Este vuelo sería llevado a cabo en el N926AT.

DSC_5264
¡Iba a haber Wi-Fi! Más sobre eso más adelante...

Ramírez.

DSC_5265
Típica nariz McDonnell-Douglas. El Boeing 717 nació como el McDonnell-Douglas MD-95, pero cuando Boeing se hizo con la compañía le cambió el nombre el Avión

Ramírez.

DSC_5269
Listo para el vuelo. Ahí al frente se ve el edificio desde el que estaba tomando fotos antes.

Ramírez.

Dejamos la posición de parqueo a tiempo, y nos dirigimos a la pista. Nos dijeron que éramos como turno siete para despegar, pero eso no se demoró mayor cosa en realidad.

DSC_5273
En punto de espera.

Ramírez.

Despegamos y sobre el mar comenzamos a virar, para volar rumbo a Atlanta.

DSC_5276
En el aire. De nuevo el edificio de parqueaderos desde donde tomé fotos a la vista.

Ramírez.

DSC_5280.jpg

Port Everglades.

DSC_5283
Virando rumbo a Atlanta.

Ramírez.

Yo estaba en la ventana, el niño en el medio, y el papá en el pasillo. Y claro, no pasó mucho tiempo antes de que el niño empezara a hacer de las suyas. Me empezó a dar pata.

El papá trataba de calmarlo y le decía:

“Knock it off John Michael!”

(“¡Ya basta John Michael!”).

Pero John Michael me siguió dando pata todo el vuelo.

Yo por fuera estaba calmo y sereno todo un zen máster, pero en realidad quería destriparlo.

Por lo menos el papá estaba apenado y me pidió disculpas cuando llegamos (porque hay otros papás que el niño le da pata a uno, y es uno el que sale a deber).

Ya ni modo, ¡la vida sigue!

¿Se acuerdan de la foto con el letrero de Wi-Fi?

Pues bueno, en adición a ser la primera vez en AirTran y Boeing 717-200, este vuelo fue el primero en el que entré a internet en vuelo.

Se supone que era pagado pues, pero tenían una opción de 15 minutos gratis para probarlo.

Yo lo probé en un iPod touch que tenía por ese entonces, y fue la polla. Además me parecía ridículo que fuera más rápido que el internet que tenía en la casa.

DSC_5287
¡Wi-Fi en el Avión! ¡Increíble!

Ramírez.

Por alguna razón, cada que se me acababa el periodo de 15 minutos gratis, lo volvía a intentar y me volvía a funcionar. Así me fui, de a 15 minutos con internet prácticamente todo el vuelo.

Seguía sin poderlo creer jaja.

DSC_5292.jpg

El vuelo prosiguió y comenzamos la aproximación a Atlanta.

DSC_5298.jpg

A mí siempre me gusta aproximar allá porque es un Aeropuerto super congestionado, con un sistema de tráfico aéreo muy optimizado que permite poca separación y aproximaciones paralelas.

¡Tiene cinco pistas!

DSC_5301
A punto de aterrizar en Atlanta. Torre de control a la vista.

Ramírez.

Entonces cuando uno aproxima, por lo general hay otro Avión aproximando en la pista que esté al lado de la pista en la que uno va a aterrizar.

Y uno lo ve por la ventana, aproximando al mismo tiempo en paralelo, me parece lo máximo.

Cruzando una pista con otro Avión casi sobre el umbral. Todo en Atlanta es así, me encanta.

DSC_5303.jpg
DSC_5304
Ahí iba el que estaba aproximando antes.

Ramírez.

Aterrizamos pues, y nos dirigimos a nuestro gate. No fue muy demorado el rodaje en realidad.

Como es usual, mucha gente se paró cuando no era y les tocó quedarse ahí esperando a que abrieran la puerta del Avión.

DSC_5318
Pues sí, esperen ahí entonces.

Ramírez.

En la tarjeta de seguridad o en la revista (no me acuerdo exactamente ahora) vi un letrero que dejó muy en alto a la aerolínea en mi cabeza.

Bueno, eso, y que el precio estuvo bien, la tripulación amable en general, el avión cómodo en general -nada del otro mundo-, y que estuvieron a tiempo. Uno no pide más.

El letrero decía:

“If you are interested on looking at the flight deck, ask a crew member after landing”.

(“Si está interesado en ver la cabina, pregúntele a un miembro de la tripulación después de aterrizar”). 

O sea, activamente animaban a la gente a lo que muchas aerolíneas niegan por cualquier bobada, ver la cabina y quizá tomarle una foto.

A pesar de los problemas que hay, en general olvidan que para muchas personas la Aviación es objeto de fascinación, aunque trabajen en cosas muy distintas y no sepan nada del asunto. Excelente por AirTran ahí.

En efecto, al aterrizar le dije a un auxiliar y me dijo que claro, que tomara las fotos que quisiera. Así que tomé un par en total calma.

DSC_5320.jpg

Tomé las fotos pues, y me bajé del Avión.

DSC_5321
Aeropuerto de Atlanta.

Ramírez.

DSC_5323
El Avión en que llegué a Atlanta en gate después de que me bajé.

Ramírez.

En poco tiempo tendría que abordar otro Boeing 717-200 a New York – LaGuardia, ahí mismo en esa terminal, a pocas gates de distancia (no tuve que usar el tren subterráneo para cambiar de terminal que hay en Atlanta).

Ruta: Atlanta (ATL) – New York (LGA)
Avión: Boeing 717-200
Aerolínea: AirTran

El tiempo de espera en Atlanta transcurrió rápido, aunque recuerdo haber alcanzado a comerme un sánduche.

DSC_5324
AirTran 1522 a New York - LaGuardia a tiempo.

Ramírez.

Se acercaba la hora del vuelo a New York, pero yo no veía el Avión en el gate.

DSC_5326
AirTran 1522 a New York - LaGuardia a tiempo.

Ramírez.

Alcancé a pensar que iba a haber algún retraso.

De repente se apareció, era el Boeing 717-200 con colores de Orlando Magic, con matrícula N949AT.

AirTran tenía varios Aviones pintados con colores de equipos deportivos, algunos que pueden ver en mi artículo al respecto haciendo click aquí. Y bueno, me iba a tocar uno de ellos para este vuelo. ¡Nada mal!

El Avión tuvo un tiempo de preparación muy rápido. Casualmente, estaba en el mismo gate que me había tocado en Fort Lauderdale, el C6.

Abordamos igualmente rápido, y en realidad todo estaba a tiempo, o con un retraso muy leve si acaso. Tenían una operación muy ágil.

DSC_5335
¡Wi-Fi!

Ramírez.

DSC_5337
Todo listo.

Ramírez.

Fuimos remolcados, comenzamos el rodaje, y llegamos a la pista activa.

DSC_5338
Remolque.

Ramírez.

Pasamos al lado de un letrero que dice “FLY DELTA JETS”. Ese letrero tiene bastante historia.

Atlanta es la base principal de Delta, y esa es la razón principal para que el Aeropuerto sea tan grande y congestionado, como algunos de ustedes sabrán.

La sola ciudad de Atlanta no tiene tanta demanda, pero la gigante Delta y todas sus conexiones sí que la tiene.

El letrero lo pusieron encima de un hangar en 1968, en esa época Delta hacia hincapié en el hecho de que volaban en Aviones jet en casi cualquier publicidad que tenían.

DSC_5340.jpg

El letrero vio el crecimiento de la aerolínea, la transformación del Aeropuerto de Atlanta, y fue testigo de toda una época.

En algún momento Delta estuvo en una situación económica muy grave, al punto que el letrero se empezó a fundir (como un bombillo que se funde pues, normal).

No había dinero ni para repararlo, entonces la orden fue que lo apagaran. Y así duró por mucho tiempo.

En 2007, Delta salió de la bancarrota. En ese momento, lograron sobrevivir a un intento de compra por parte de US Airways, algo que mucha gente no quería.

A la postre US Airways terminó fusionada con American Airlines, mira tú.

Para celebrar su supervivencia y su libertad (por haber evitado lo de US Airways) volvieron a darle vida al letrero y a prenderlo, ¡fue todo un evento! Vean el video de abajo.

Y bueno, yo estaba pasando ahí al frente. Me sabía toda esa historia pero nunca lo había visto en persona. Fue un gran momento aviañoño.

En fin, éramos como turno ocho para despegar, pero al igual que en Fort Lauderdale, eso no se demoró mayor cosa.

Miren en el video del despegue abajo como otro Avión aterriza en la pista del lado mientras nosotros despegamos. ¡Amo esas cosas!

En Atlanta, y durante el inicio del vuelo, el clima y la visibilidad estaban muy bien. Pero después de la mitad del vuelo, y justo hasta llegar a New York, no se veía nada.

DSC_5343.jpg

Eso no me gustó mucho porque la llegada a LaGuardia puede ser medio escénica si se dan las condiciones adecuadas. Pero bueno, uno con el clima no puede hacer nada.

A pesar de la visibilidad, el vuelo estuvo muy calmado, y esta vez no había niños chillando ni dándome pata.

DSC_5349.jpg

En la salida alcancé a tener una vista muy bacana del Aeropuerto de Atlanta, el más congestionado del mundo.

DSC_5350.jpg

En camino a New York.

DSC_5358.jpg

También había Wi-Fi gratis por 15 minutos, pero esta vez se acabaron los 15 minutos y no me dejó conectar gratis más jaja. Yo estaba haciéndole seguimiento a mi propio vuelo, ¡me parecía lo máximo!

DSC_5366
¡Siguiendo mi propio vuelo!

Ramírez.

Aproximamos y aterrizamos en LaGuardia sin poder ver mucho de lo que quería por las condiciones del clima.

DSC_5377
Descenso a New York-LaGuardia.

Ramírez.

DSC_5382
Sobre la ciudad en lo poco que se pudo ver.

Ramírez.

Llegamos como con 10 minutos de anticipación, pero había un “taco” en LaGuardia, y a lo mejor no habían desocupado nuestro gate.

DSC_5383
A segundos de aterrizar.

Ramírez.

Los Pilotos anunciaron que a pesar de haber aterrizado antes de tiempo, íbamos a llegar unos 15 minutos tarde al gate.

En todo eso tuve a la vista el Boeing 757-200 de Donald Trump. No me imaginaba yo que iba a ser presidente de Estados Unidos unos años después.

DSC_5384.jpg

Dicho y hecho, 25 minutos desde el aterrizaje hasta que por fin pudimos llegar al gate y desembarcar.

DSC_5387.jpg

Welcome to New York.

Tenía que estar en otra parte a tiempo, entonces salí del Avión rápido a coger el bus, ya que el metro no llega a LaGuardia.

En el bus alguien hizo no sé qué cosa, y el conductor lo braveó. Me sentía viendo un episodio de Seinfeld.

Pueden leer la continuación de este viaje haciendo click aquí.


leer más:

Escribe un Comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificar