Capítulos
Porfueriando

Korea du North sexta parte


También fui a Hamhung.

Solo se ha permitido la entrada de extranjeros a la ciudad desde 2010. Entonces, cuando yo fui, la posibilidad era más bien reciente.
No creo que haya habido demasiados extranjeros de visita antes.

Antes de continuar, les voy a decir algo:

Antes de este viaje a Hamhung, tuve un vuelo en un Antonov An-24, saliendo de Pyongyang y llegando al mismo lugar.

Está descrito en la séptima parte de este artículo, pero cronológicamente sucedió antes de lo que van a leer justo ahora. Fue más fácil para mí escribirlo así.

Ahora, continuemos…

Hamhung es la segunda ciudad más habitada de Korea del Norte. Dicen que es la ciudad grande que más sufrió con las hambrunas de los 90 (el gobierno le llama a todo este periodo “La Ardua Marcha“).

Dicen que cerca del 10% de la población de la ciudad murió por cuenta de eso. Y que, otro 10%, se largó a donde pudo para sobrevivir.

Hay que recordar que en Korea del Norte uno no se va trasteando como le da la gana, como sería en Colombia o en Reino Unido.

Allá el gobierno te mueve y te permite, o no, estar en un lugar u otro (recuerden Songbun).

Entonces, ese 10% que se trasteó, básicamente prefirió volarse y arriesgarse, a quedarse en Hamhung a morirse de hambre literalmente.

Bueno, en Colombia te trastea la guerra o los valijas del barrio, pero esa es otra discusión.

La ida a Hamhung fue en un Tupolev Tu-134, ¡nada más y nada menos!

Este Avión es un jet bimotor que lleva algo menos de 90 pasajeros. Una especie de BAC  1-11, Douglas DC-9 o Fokker 28, al estilo soviético.

Entró en servicio a finales de los años 60, y tuvo varias versiones a partir de entonces.

DSC_1573.jpg

Se construyeron más de 800. Fue un Avión MUY popular en la Unión Soviética, en los países en que se convirtió luego, y en su esfera de influencia.

Cerca de Colombia hubo una aerolínea que se llamaba Imperial Air, en Perú, que operó estos Aviones en la década de los 90 por unos años.

ç

imperialair
Tupolev Tu-134 de Imperial Air, Perú.

Aero Icarus.

Además el Tu-134 sale en la siguiente escena, y con eso ya se lo ganó todo. Hagan click aquí para ir al video en YouTube, ya que el dueño de los derechos no permite el embebido directo. No se van a arrepentir.

Fuera de Imperial Air, no había forma de volar en este Avión en este continente. Ni siquiera Cubana los operó. Así que se imaginarán mi emoción al poder volar en un Tu-134.

Para el momento de escribir esto, no deben quedar más de 10 en servicio de aerolínea (incluyendo los de Air Koryo). Y unos cuantos militares.

Hay uno muy interesante que es el Tu-134UBL. Es un Tu-134 con nariz de Tupolev Tu-160, usado para entrenamiento de tripulaciones de Tu-160.

Hay cosas bonitas en el mundo, y el Tupolev Tu-160.

Tupolev Tu-134UBL.
Tupolev Tu-134UBL.

Vitaly Kuzmin.

El Tu-160 fue el mismo Avión que hace unos años voló de Venezuela a Nicaragua, pasando por Colombia.

Sucedió, en teoría, sin autorización. Los Aviones Kfir de Colombia lo tuvieron en la mira por algún tiempo.

Tupolev Tu-160.  KRASIVAYA!
Tupolev Tu-160. KRASIVAYA!

Sergey Krivchikov - Russian AviaPhoto Team.

Colombia incluso envió una nota diplomática de protesta (ver video).

Los Tu-134 de Air Koryo son más bien recientes. De hecho, la última unidad, producida a mediados de la década de los 80, se le entregó a la aerolínea.

Así que son la versión que no tiene vidrio en la nariz, como era característico de los Aviones soviéticos de una época anterior.

DSC_1576.jpg

Para la ida a Hamhung, el elegido fue el P-814, y abordamos en un día bastante bonito y soleado en Pyongyang.

También pudimos ver dos Ilyushin Il-76 que descansaban en la plataforma.

DSC_1571.jpg

Durante el vuelo no hubo nada de turbulencia.

Yo me la pasé viendo hacia afuera, a ver que se podía observar de Korea del Norte. Cosas que, quizá, no tendría oportunidad de visitar en tierra siendo extranjero.

DSC_1583.jpg

La llegada fue al Aeropuerto de Sondok. Hay otro más cerca de la ciudad que se llama Toksan.

Nunca supe por qué uno iba a uno en vez de otro. Pero supongo que tiene que ver con las características técnicas del Aeropuerto, como en todo el mundo. Y también, con qué tanto quieren que unos extranjeros vean lo que hay en un lugar u otro.

DSC_1594.jpg

En Toksan dicen que hay basados varios Mig-21. Quizá no querían que nos acercáramos a eso.

El caso es que llegamos a Sondok una tarde lluviosa, contrastando con el día bonito que hacía en Pyongyang. De inmediato nos montamos al bus, y directo a Hamhung.

DSC_1598.jpg

Algunas fotos adicionales del vuelo entre Pyongyang y Sondok en la galería abajo.

Sondok fue uno de los Aeropuertos más bombardeados en la guerra de Korea.

Del mismo modo, Hamhung fue una ciudad que llevó mucho del bulto en esa guerra. Siempre que hay alguna catástrofe, Hamhung es la llamada a chupar, aparentemente.

DSC_1600.jpg

Después de la guerra, hubo un esfuerzo de reconstrucción importante que involucró mucho a Alemania Oriental (Die Kommunisten, Jaaaa!).

Pero cuando Stalin y Mao pelearon eso se enredó hasta cierto punto, porque Korea del Norte estaba con Mao, y Alemania Oriental con Stalin, y pues paila.

Ese comportamiento de Korea del Norte era por temporadas, como mencioné en alguna parte.

DSC_1603.jpg

Cuando existía la Unión Soviética, Korea del Norte tenía una habilidad grande para pasarse al bando que más le conviniera entre los chinos o los soviéticos. Y para ponerlos a pelear por su causa, y sacar partido de eso.

Pero bueno, la ciudad se reconstruyó eventualmente.

Ahí en Hamhung, visité la casa donde nació Ri Sung-Gye.

Dicen que fue el hombre que creó la dinastía Joseon. Una de tantas que conjuntamente formaron a la Korea que terminaría siendo invadida por Japón en su momento.

DSC_1788.jpg

El man nació como en 1392.

Obviamente, la casa no es exactamente la misma, ya que un incendio la volvió chicuca en el siglo 16 y tuvo que ser reconstruida. Y posteriormente, la guerra la volvió nada de nuevo.

Dicen que el interior del edificio actual es el del siglo 16. Puede ser, qué sé yo.

DSC_1805.jpg

El lugar tenía unos jardines muy bonitos, y arquitectura tradicional asiática con cuerpos de agua, por falta de un calificativo más técnico.

Yo sé más de la programación de RCN que de arquitectura, y no veo RCN desde que Jaider Villa estaba en la casa estudio.

DSC_1786.jpg

El techo tenía detalles igualitos a los que vi en otro techo de un templo en Singapur. Vi los detalles aquí, y de una me acordé de ese día, varios años atrás. En un árbol había unos pajaritos.

DSC_1790.jpg

Más de este lugar en la galería abajo.

También estuve en una playa muy bonita que se llama Majon.

Uno solo puede estar en determinados lugares, como todo allá. Si uno se pasa de los letreros que demarcan donde puede estar, sale un soldado fusil en mano a decir que se devuelva (o de lo contrariooo).

Yo me pasé un poquito del letrero y me salió el man. ¡Fue emocionante!
Él no me estaba amenazando o algo por el estilo.

Inicia el recorrido.

Final de la autorización. ¡Ay jueputaaaaa!

DSC_1700.jpg

Me atreví a dar unos pasos más allá del letrero. Porque soy una mezcla de Rambo, Terminator y valija borracho (aunque odio el licor en general). Por allá, cerca a ese techito verde, me salió la “autoridá” a decirme que ¡pa atrás pues!

DSC_1701.jpg

Volvamos a lo que les dije varios párrafos atrás acerca del uso que le dan a los autos de Japón, el enemigo.

Este pequeño bus me llevó allá. Todavía tenía letreros en japonés… Miren esto.

DSC_1672.jpg
No hay premios para quién adivine de dónde viene este pequeño bus.
No hay premios para quién adivine de dónde viene este pequeño bus.

Ramírez.

Ahí, en esa playa, construyeron una especie de resort, que dicen que es la respuesta de Korea del Norte al Club Med.

DSC_1677.jpg

Ni idea porque yo no he estado ni en el Club Med, ni en ese resort. Yo anduve relajado por la playita, nada más.

DSC_1681.jpg

Hay unos caminos que van sobre el mar muy bacanos.

Cuando uno mira al fondo del mar hay unas “estrellas de mar revolucionarias” todas locas, rojas rojitasss.

DSC_1691.jpg

Más de Majon abajo.

Llegó el momento de salir de la playa, y seguir el recorrido.

Lo último que vi de Hamhung, fuera de calles anónimas, fue una planta de fertilizante en Hungnam.

Hungnam era de hecho una ciudad separada de Hamhung, pero queda muy cerquita.

Leí que hace poco la “incorporaron” a Hamhung dentro de la división política que manejan en Korea del Norte.

Allí hay una planta de fertilizante gigante, y se la muestran a uno con orgullo.

DSC_1725.jpg

Dicen que esta planta fue construida en 1927 en la ocupación japonesa.
Luego vino la guerra y la destruyó, y luego la reconstruyeron los norkoreanos.

La persona encargada me dijo que la mayoría de la planta actual era tecnología 100% local, pero yo vi varias etiquetas de máquinas hechas en otros lugares… Vaya uno a saber.

DSC_1741.jpg

Ser una planta en el contexto en que está, significa que no le falta su buena dosis de propaganda. Yo vi adentro de la planta, y en los lugares de acceso.

DSC_1754.jpg

Por cierto, en Hungnam nació la mamá del actual presidente de Korea del Sur, Moon Jae-In. Él todavía tiene una tía allá.

Ella fue una de las evacuadas en las semanas antes de navidad de 1950. En ese entonces, estaban en chumbimba intensa, y hubo una evacuación gigante.

En esta evacuación, al menos 100.000 militares y 100.000 civiles fueron llevados a lugares seguros en el sur.

Ahí van viendo como se enreda la pita en toda esta situación de la península…

El presidente actual de Korea del Sur, Moon Jae-in, con su mamá nacida en Hungnam, Korea del Norte (donde está la planta de fertilizante) justo a la izquierda, y una tía que todavía vive en el norte al centro. Fue en una de las reuniones que han hecho de familiares divididos por la guerra. Foto tomada antes de que fuera presidente.
El presidente actual de Korea del Sur, Moon Jae-in, con su mamá nacida en Hungnam, Korea del Norte (donde está la planta de fertilizante) justo a la izquierda, y una tía que todavía vive en el norte al centro. Fue en una de las reuniones que han hecho de familiares divididos por la guerra. Foto tomada antes de que fuera presidente.

Korea Times.

Por ahí hay uno que otro reporte que dice que en esa planta también se producen agentes químicos de guerra.

Tipo gas sarín, VX, y sus amiguis. Exactamente del tipo usado en Kuala Lumpur para matar a Kim Kong-Nam (¿recuerdan?).

Pero no tengo forma de saberlo con seguridad. Y obvio, a uno no le van a mostrar justamente eso, de ser cierto.

DSC_1731.jpg

Se dice que en Hamhung hay una cantidad desproporcionada de químicos (entiéndase como personas que saben de química). Y se sospecha que la ciudad es un centro importante de producción de metanfetamina.

DSC_1749.jpg

Se dice que parte de esa metanfetamina la usan localmente para cosas “medicinales”.

Pero una gran parte la exportan. Y de esa exportación el país saca una parte importante de reservas en moneda extranjera. Dicen que luego usan esas reservas en bombas nucleares, y cositas de esas.

DSC_1736.jpg

Se dice que “Room 39”, la dependencia que se encarga de conseguir moneda extranjera para el régimen, está detrás de todo eso.

“Room 39”, dicen, también está involucrada en falsificación de dólares de alta calidad (los llamados “superdólar”), y otros fraudes variados.

Eso, en adición a manejar empresas legales como hoteles, empresas de importación y exportación, y otras. Han calculado que todo esto le puede significar al régimen más de 1000 millones de dólares al año.

Hay muchos reportes que hablan de esto. Pero, por otro lado, hay otros tantos que dicen que esas acusaciones no tienen pruebas. Dicen que son basados en testimonios sueltos de agentes de países enemigos.

DSC_1766.jpg

Todo esto, como siempre, es únicamente para darles algo de contexto. A mi nada me consta, ni sé cual es la verdad de todo este asunto.

O sea, yo nací en Medellín en la época más jodida del cartel, y a estas alturas todavía no he visto la cocaína en persona… Imagínense pues.

Pero bueno, nos despedimos de nuestros amiguis, y seguimos nuestro camino.

DSC_1762.jpg

También vi el Gran Teatro de Hamhung. Es el teatro más grande de Korea del Norte, y fue construido en 1984. Solo lo vi por fuera, ni entramos ni vimos ninguna obra.

DSC_1661.jpg

Fuera de eso, en Hamhung se veía uno que otro carro, y su respectivo semáforo humano. También, niños por ahí andando en grupos, y uno que otro ciudadano solitario.

DSC_1628.jpg

Tampoco podía faltar la propaganda en las calles, por supuesto. Si observan bien esta propaganda, verán ahí al Chollima, del cual les hablé con anterioridad.

Ahí debe decir:

-“¡A producir fertilizante a velocidad Chollima!”

O algo así.

DSC_1609.jpg

Los niños en grupo, una escena mucho muy frecuente en lo que experimenté allá en Korea del Norte.

DSC_1620.jpg

Y claro, el carro varado, otra escena más o menos frecuente.

DSC_1663.jpg

Otras fotos de Hamhung y Hungnam abajo.

Terminaba la visita a esta ciudad, y debíamos regresar a la capital.

Para el regreso a Pyongyang al otro día, volvimos al Aeropuerto de Sondok.

Muy similar con lo sucedido en Samjiyon, esta vez hacía muy buen clima, y pude ver unos Antonov An-2 de la Fuerza Aérea.

Ahí en la foto de abajo, tomada desde el Avión después de abordar, se ven a lo lejos en fila, por el sector superior izquierdo.

No tengo más fotos de los Antonov porque nos advirtieron que no tomáramos, y no quería meterme en problemas en Korea del Norte de todos los lugares.

DSC_1901.jpg

El An-2 es un biplano soviético bien viejo y bien rústico, excelente Avión para su misión.

El Avión tiene una velocidad de pérdida tan baja, que dicen que si alcanza a tener bastante viento de frente vuela en reversa… ¡No me extrañaría!

En Villavicencio, Colombia, había un An-2 tirado como en 2007 que pasé por allá. Ni idea si seguirá ahí. Es el amarillo de abajo, foto que tomé yo mismo.

AN2VVC.jpg

El bus nos metió directo a la plataforma de nuevo. Si el Aeropuerto de Sondok tiene algún tipo de terminal funcional, nunca la conocí.

En esta oportunidad ni siquiera nos hicieron chequeo de seguridad con detector de metales… Nada en absoluto. Simplemente entramos al Avión, y ya.

DSC_1866.jpg

Ya abordo del P-814 de nuevo, después de darle un besito literal (mirar fotos abajo), rodamos a la pista activa.

DSC_1876.jpg

Más besito. Ese man del camión azul me miraba como si fuera un viejito paisa en el Parque de Berrío viendo dos viejas dándose picos, y estuviera a punto de gritar:

-“¡Eaaaa! ¡Areperass! ¡Usteleee!”.

Me sentí discriminado, ¡di no a la aviofiliafobia!

DSC_1883.jpg

Más besito… ¡Pero ya están abordando!

DSC_1880.jpg

Buenooo… No más besito. ¡Fuimonos!

DSC_1888.jpg

¡Y vaya despegue!

Ese Tu-134 salió pitado como un cohete. Creo que el único despegue que he sentido con tanto desempeño como ese fue una vez en un Boeing 777-200LR de Qatar Airways.

Íbamos de São Paulo a Buenos Aires de noche, y el Avión estaba liviano, después de venir desde Doha.

DSC_1902.jpg

En este vuelo sí pude observar mucho de lo que había abajo, no había casi nubosidad.

Mientras el vuelo transcurría escuchando esa melodía de esos motores del Tu-134, yo leía The Pyongyang Times.

DSC_1931.jpg

Miré mucho por la ventana también. Me preguntaba si habríamos sobrevolado alguno de los Kwan-li-so que les mencioné antes.

DSC_1929.jpg

El vuelo entre Sondok y Pyongyang es nororiente-suroccidente. Recorriendo gran parte del país, y por esos sectores es donde dicen que están localizados algunos.

El vuelo anterior de Samjiyon tiene un recorrido más o menos similar, y de hecho la distancia es superior. Pero en ese vuelo lo único que tenía en mi mente era Chariots of Fire, nada más.

Además, el clima estaba peor y no se podía ver mucho. Este vuelo tenía muy buena visibilidad, como mencioné antes.

DSC_1907.jpg

El interior del Avión es bien clásico, se transporta uno en el tiempo.

DSC_1899.jpg

El portaequipajes superior no tiene puerta, igual que en el Ilyushin Il-62 en que había llegado.

DSC_1918.jpg

Llegamos sin novedad a Pyongyang ¡y yo amé al Tu-134!

Resultó ser una de las pocas cosas que he idealizado en la vida, que resultó justo como lo soñé, al momento de experimentarlas.

No como l’amour.

DSC_1943.jpg

Al terminar el vuelo la tripulación posó para nosotros.

Ya se habían dado cuenta la clase de gente que llevaban a bordo. Incluyendo al pendejo que le estaba dando picos al Avión en el tren de aterrizaje de nariz antes de despegar de Sondok.

DSC_1963.jpg

No sé si habrían hecho algo así antes, pero se notaba que estaban disfrutando el asunto. No los sentí fingiendo, vaya uno a saber.

DSC_1962.jpg

Pero tan pronto terminó la sesión de fotos nos sacaron como pedo de loca. Justo estaba llegando un Tupolev Tu-204, y sabían lo que eso significaba con nosotros.

Creo que no querían que nos quedáramos allá jodiendo la vida, sobre todo porque era un vuelo regular de pasajeros el que estaba llegando. Entonces nada, ¡pa afuera!

Y bueno, de nuevo estábamos camino a la capital. Pero no sin antes mostrarles unas fotos adicionales del vuelo entre Sondok y Pyongyang, justo en la galería abajo.


leer más:

Escribe un Comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificar