Capítulos
Porfueriando

Korea du North séptima parte


Como les dije en la sexta parte, tuve un vuelo en un Antonov An-24. Este vuelo ocurrió antes del vuelo de Tupolev Tu-134 que describo ahí. Era mucho más cómodo para mí escribir sobre el vuelo de Antonov justo aquí, y bueno, aquí va.

No había que ir a ningún lugar en particular. Se presentó la oportunidad de volar en el Avión saliendo de Pyongyang, y llegando justo al mismo lugar.

DSC_1431.jpg

Y aproveché la oportunidad. Como yo llegué a Korea del Norte tirando plata pa arriba, y disparando con una escopeta, mientras le decía a hermosas koreanas:

-“Vea mami todo eso es suyo”.

Pero ninguna me entendía en Español y salían corriendo.

Valía sus buenos euros la vueltica. Mentiras, no tantos, pero a uno que no es millonario todo le resulta caro.

DSC_1454.jpg

El An-24 es un turbohélice que lleva algo más de 40 pasajeros y que voló por primera vez a finales de la década de los 50.

Lo diseñaron justamente para reemplazar al Ilyushin Il-14 que mencioné anteriormente.

Recuerden que este su vez reemplazó al Il-12, que a su vez reemplazó al Li-2, que era un DC-3 soviético. Ji ji ji.

DSC_1451.jpg

Este Avión en sus distintas variantes salió TAN bueno, que a estas alturas hay muchísimos que todavía vuelan. Incluso en Colombia.

Fuera de los originales Antonov, en China producen dos Aviones basados en el An-32 que se llaman el MA-60 y al MA-600.

En Arabia Saudita, hay una empresa que se llama Taqnia que está produciendo otro An-32 mejorado. Se llama An-132, y está siendo producido en conjunto con la fábrica principal en Kiev.

Aquí en Colombia operan el An-26 y el An-32, que son versiones posteriores del An-24. Incluso el ejército tiene un par de An-32, como se puede observar en la foto de abajo.

DSC_9015.jpg

No sé si haya algún An-24 original volando por aquí.

El An-32 en particular tiene un motor gigante y es deliciosamente sexy. Pero el Avión que tenía al frente en Pyongyang era un An-24 original, ¡y que emoción me daba!

Así que nada, abordé el P-537, que para ese entonces tenía más de 45 años de construido. Es uno de los Aviones con más años encima en que he tenido el placer de volar. Luego, nos fuimos a dar una vuelta por ahí.

¡Que sonido magistral! ¡Que sinfonía estalla-tímpano!
Mentiras, sí era más ruidoso que un turbohélice actual, pero tampoco así que ¡bruuuuuuuuuuta! Nah.

DSC_1465.jpg

El interior del Avión era bien clásico. Y como muchos Aviones de su tipo y época, no tenía ventanas para todos los puestos. Afortunadamente, eso no fue problema para mí, y me tocó una ventana.

Me llamó la atención el letrero que había para activar la salida de emergencia. Decía:

-“FOR STEPPED OUTSIDE CABIN ATTRACT THE HANDLE”. (-“PARA DADO PASO HACIA AFUERA ATRAIGA LA MANIJA”).

Un ejemplo más de inglés mal usado pero divertido, algo muy común en Asia.

DSC_1485.jpg

No tengo ni idea por donde volamos exactamente. Recuerdo que llegamos casi hasta la frontera con China, y como siempre, yo estaba matado.

Pasado cierto tiempo iniciamos descenso y comenzamos a aproximar. Ya había salido el sol (estaba algo nublado cuando salimos), y yo veía la sombra del Avión que se iba haciendo más grande a medida que descendíamos.

DSC_1478.jpg

Aterrizamos pues, y finalizó el que sería el penúltimo vuelo de este viaje dentro de Korea del Norte.

El siguiente sería el del Tupolev Tu-134 descrito en la parte sexta. Y luego de ese, el de regreso a China.

DSC_1486.jpg

Minutos después de bajarme del Avión, llegó el Boeing 737 de Air China procedente de Beijing. Es el único vuelo operado a Pyongyang por parte de una aerolínea extranjera.

Actualización noviembre de 2017:  Air China suspendió sus vuelos a Pyongyang indefinidamente.
Actualización septiembre de 2018:  Air China reanudó sus vuelos a Pyongyang en junio de 2018.
DSC_1499.jpg

Al igual que en el vuelo de Tu-134, en este vuelo la tripulación estaba contenta y posó para nosotros.

DSC_1512.jpg

-“¡Oeeee esperen pueeess!”

DSC_1521.jpg

Ahora sí.

DSC_1523.jpg

¡Chao amiguis!

DSC_1526.jpg

Poco a poco, se iba acabando el paseo.

Y en efecto el paseo se acabó. ¿Qué creían? ¿Qué iba a durar por siempre? ¡Pues no!

Era momento de regresar, y para esto, tenía la opción de regresar a Beijing o a Shenyang. Elegí a Shenyang.

DSC_2190.jpg

Esto fue por tres razones. La primera, es que el vuelo en teoría era en Tupolev Tu-154. Es otro Avión en el que muero de ganas de volar (notar que lo escribo en tiempo presente).

DSC_2194.jpg

La segunda razón es que era una ciudad que no conocía. En últimas a Beijing ya había ido.

La tercera es que mi abuelo vivió en Shenyang. Y yo quería deshacer los pasos del viejo, aunque él ya había muerto hace tiempo, y no podía decirme nada al respecto.

Tarjeta postal que le envió mi abuelo a mi mamá cuando vivía en Shenyang, notar el "muchos besos para ti y para Andrés", o sea yo.
Tarjeta postal que le envió mi abuelo a mi mamá cuando vivía en Shenyang, notar el "muchos besos para ti y para Andrés", o sea yo.

Ramírez.

Así que a Shenyang iba yo en el vuelo JS155.

Pero iba tanta gente a Shenyang ese día, que cambiaron el Tupolev Tu-154 por un Ilyushin Il-62. Este último tiene más capacidad de pasajeros que el primero.

Para ponerle más sabor al asunto, para Beijing iba también mucha gente. Tanta que pusieron un vuelo extra fuera del original que era operado en Tupolev Tu-204.

El original a Beijing era JS151, y el adicional JS221, como se puede observar un par de fotos hacia arriba. Y este vuelo adicional lo operaron en… ¡Tupolev Tu-154! ¡Maldita sea!

Yo me sentía como si me hubieran dicho que era VIH-Aladeen (ver video).

Iba a volar de nuevo en el magnífico y espectacular Ilyushin Il-62 de nuevo. ¡Pero mi día de Tupolev Tu-154 no iba a ser ese!

Todavía no he podido volar en un Tu-154 al momento de escribir esto, y el tiempo va pasando… Me pregunto si alcanzaré.

DSC_2196.jpg

El caso es, que hice los trámites de salida del país y recuperé mi Nokia azul floripepiado. Luego, salí a Shenyang muy contento con todo lo experimentado.

Además iba a poder volver a entrar a Internet, ¡lo máximo!

En esos momentos, Air Koryo tenía dos Aviones Ilyushin Il-62 en servicio de pasajeros, el P-881 y el P-885.

Yo había llegado al país en el P-885, entonces en vista del cambio del Tupolev Tu-154, aunque sea esperaba que me tocara en el P-881, pero nanai.

El regreso fue de nuevo en el P-885.

DSC_2197.jpg

Del P-885 ya les hablé. Solo puedo mencionar una cosa de ese vuelo en particular.

Fuera de la delicia que suponía volver a volar en Ilyushin Il-62, a pesar de todo, la comida fue la Koryo Burger.

Es bien famosa en el mundillo de los ñoños de Aviación como yo. No estaba tan mal como dice su reputación. O quizás, estaba tan mal que borré el recuerdo de mi mente jaja.

Otro detalle que observé de salida, es que había otro Il-62 que había sido operado por Cubana de Aviación en otro lugar del Aeropuerto. Estaba medio escondido, pero hasta cierto punto visible, y todavía tenía los colores de Cubana.

Alguien me dijo que lo habían adquirido para tenerlo como banco de repuestos para el resto de la flota.

Su matrícula era CU-T1280. Y era muy curioso, porque ese exacto Avión yo lo había visto en el Aeropuerto de Bogotá un par de veces. ¿Recuerdan que les dije que Cubana operaba Il-62 en el vuelo La Habana – Bogotá?

Y ahora me lo venía a encontrar justo en Pyongyang, ¡ja!

Cuba y Korea del Norte tienen relaciones diplomáticas y mantienen intercambios. Tanto así que en Panamá pararon un barco que iba haciendo el viaje entre ambos países, iniciando en la isla.

Declararon que solo llevaban azúcar. Pero también llevaban unos Aviones, unos radares, y otras armas que no habían declarado.

Los cubanos dijeron después que todo eso iba para mantenimiento en Korea del Norte. ¡Eso fue todo un rollo!

DSC_2201.jpg

El día estaba hermoso, y así salimos a Shenyang. ¡Hasta luego Pyongyang!

DSC_2199.jpg

El vuelo transcurrió con normalidad, y pronto estábamos descendiendo para aterrizar.

DSC_2204.jpg

Shenyang es la ciudad china grande más cercana a Korea del Norte. Es la capital de la provincia de Liaoning.

Por eso, el vuelo fue más corto que el de Beijing.

DSC_2209.jpg

Aproximando a Shenyang, mis últimos minutos a bordo de un Ilyushin Il-62 hasta el momento de escribir esto. Y quien sabe si para siempre.

En Shenyang me estaban esperando amiguis. La foto de abajo la tomó mi amiguis Feiruitao.

Ese es el P-885, a punto de aterrizar en Shenyang, conmigo de pasajero.

IMG_5307.jpg

Al desembarcar, me tomé una foto final con Ilyushin Il-62. Luego, nos llevaron en bus a la terminal para las formalidades.

DSC_2214
¡Ilyushin Il-62 mon amour!

Ramírez.

Cuando terminé los trámites de inmigración y aduana en China, me encontré con mis amiguis.

Ahí nos fuimos para un bosque paralelo a la pista del Aeropuerto Taoxian. Como se ve en esta otra foto que tomó mi amiguis Feiruitao, y en la que sale también mi amiguis Zhao.

Con Zhao me encontraría de nuevo en Australia, un par de años después.

IMG_5926.jpg

Llegamos tan rápido al bosque, que el Avión en que había regresado todavía estaba en el Aeropuerto.

Justo en el momento en que ese ultra hermoso Ilyushin Il-62 estaba en preparaciones para salir de vuelta a Pyongyang, aterrizó un Boeing 737 de Korean Air proveniente de Seoul. Se cruzaron en movimiento.

DSC_2635.jpg

Luego, el Boeing 737 del sur siguió al Ilyushin Il-62 del norte por la calle de rodaje. El primero llegando y el segundo saliendo.

DSC_2640.jpg

Yo me pregunto qué pensarían los Pilotos de un Avión al ver el otro.

¿Se mirarían feo? ¿Se estarían puteando?
(Todo en el generalmente muy civilizado mundo del rodaje en los Aeropuertos).

En esas, llegó un tipo de seguridad del Aeropuerto, y pensé que nos iba a joder por las fotos.

Pero en realidad se puso a hablar con mis amiguis chinos. Luego de un rato se puso a bailar todo loco, y se montó en su Volkswagen Santana, y se fue.

DSC_2478.jpg

Después de él, llegó un segundo tipo y también se puso a hablar con mis amiguis.

Esta vez era sobre mí, preguntó si estaba estudiando chino, de dónde era… ¡Yo era la curiosidad!
Cero joda con las fotos.

DSC_2857.jpg

Al ratico, el Avión en que llegué por fin emprendió su viaje de regreso a Pyongyang.

Cuando se fue, me quedé otro rato tomando fotos en el lugar. Luego, me fui con mis amiguis a encontrarme con otros amiguis de ellos, y a comer.

Aquí abajo hay una foto de mí en el rato adicional que nos quedamos allá, tomada también por Feiruitao.

IMG_5942.jpg
IMG_0172
Comiendo en Shenyang después de llegar con mis amiguis, y otros amiguis de ellos. ¡Esa comida estaba deliciosa! El mundo es mucho más que frijoles.

Ramírez.

A mi llegada a Shenyang, me di cuenta al leer la etiqueta de la maleta (bien guerrera y llevada del carajo, dicho sea de paso) que todavía me llamaba “Anders”.

Como si fuera danés. El detallito que había descubierto en el aeropuerto de Beijing previo a la salida días antes. Volteen la cabeza 180 grados y lean la imagen de abajo.

Me reí de eso, y salí a callejear un ratico por la ciudad.

DSC_2985-1.jpg

Vi, e hice mucho en Korea del Norte dentro de lo practicable, pero quedaron cosas pendientes.

Por ejemplo, quiero ir a los Juegos Arirang (ver video) y quiero ir al Monte Paektu sin que se vare el bus, y ver el Lago del Cielo.

También quiero ir a la Exhibición Internacional de Amistad. Es un museo que muestra los regalos que Kim Il-Sung y Kim Jong-Il recibieron de otros dignatarios internacionales. ¡Algunos de ellos bien curiosos!

Quiero ir a la Plaza Kim Il-Sung cuando estén en desfile militar. Quiero ir al Palacio del Sol Kumsusan, donde están embalsamados Kim Il-Sung y Kim Jong-Il. Al estilo del Mausoleo de Lenin, en la Plaza Toja de Moscú.

De hecho, a Kumsusan iba a ir. Lo estaban remodelando, y no estuvo listo para la fecha en que estuve por allá.

Además, quiero volar en el Tupolev Tu-204, el Tupolev Tu-154, el Mil Mi-17 (este es un helicóptero), y el Ilyushin Il-76.

Al momento de escribir esto todo eso se puede hacer. Ojalá todavía se pueda para el momento en que salga de este atolladero económico y pueda volver. Puede que sucede si no se ha desmoronado el régimen, o habido una guerra nuclear.

Del viaje me quedaron algunas de las mejores experiencias. No solo de la parte de Korea del Norte, sino del resto los lugares visitados, que como les dije es material para otro artículo.

Conseguí algunos amigos con los que hoy, años después, sigo en contacto, y tengo variado souvenir que atesoro.

Fuera de todo esto, me publicaron un artículo de la parte de Aviación de este viaje en una revista de Japón. Cuando salió al público, al parecer fue un hit, y me dijeron:

-“Oyeee fue un hit, te vamos a pagar más solo por eso”.

Después de que ya todo estaba pagado y saldado en lo que a mí respectaba. ¡Vaya que fue un buen momento!

Primera página del artículo que hice para una revista de Aviación de Japón de todo este viaje.  Vean mi nombre encerrado en suaves y artísticas pinceladas de mouse en paint.  ¡Ojalá haya quedado bien traducido!
Primera página del artículo que hice para una revista de Aviación de Japón de todo este viaje. Vean mi nombre encerrado en suaves y artísticas pinceladas de mouse en paint. ¡Ojalá haya quedado bien traducido!

Ramírez.

No me sobraba la plata. No he estado en esa posición en la vida todavía.

Quedé un tanto más apretado después de toda esta aventura. Pero los yenes inesperados y no presupuestados del artículo en Japón ayudaron a suavizar el guarapazo. ¡Mira tú!

North Korea is best Korea.

Knowyourmeme

Pero incluso con todo esto, ¡pregúntenme si me arrepiento un solo segundo! La respuesta, como dirían mis amiguis koreanos, sería un rotundo y resonante 아니요.


leer más:

Escribe un Comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificar