Capítulos
Porfueriando

Medellín – Bangkok primero


Gracias a la venida del Airbus A380 a Medellín, entré en contacto con una persona. Y por este contacto, terminé trabajando como freelancer en Bangkok, Tailandia.

Mientras estuve en esta actividad, fui y volví a Tailandia tres veces. Cada estadía tuvo diferente duración, sumando algo menos de un año en total que viví allá. Estuve en esta actividad dos años en total.

Cuando no estaba en Tailandia seguía involucrado, pero desde Colombia. Hasta que el ciclo terminó para mí en un momento dado.

Todo esto es parte de las cosas que hice para obtener mi licencia de Piloto. Se pueden ver con algo más de detalle haciendo click aquí
(Todavía no he escrito eso, lo dejo aquí para recordarlo).

Esta primera ida significó muchas primeras cosas para mí: La primera vez que estuve en otro continente distinto a América. La primera vez que estuve al otro lado del Pacífico, la primera vez que vi el Polo Norte, y la primera vez que volé en un Boeing 747.

También fue la primera vez que viví realmente solo e independiente, y no a cuatro cuadras de mi mamá. Yendo a almorzar donde ella, y todavía con ella teniendo que aprobar hasta con quien se podía meter uno, como ciertas personas “super independientes” que he conocido.
Esto fue casi en la antípoda, ni más ni menos.

Yo siempre había querido viajar, ir bien lejos.
Siempre me produjo mucha curiosidad el resto del mundo, todavía lo hace. Nunca tuve -ni tengo-, impulsos racistas, xenofóbicos o chovinistas.

No creía, y no creo, que yo como individuo tuviera alguna cualidad o defecto importante solo por haber nacido en algún lugar. Ni que ese lugar fuera algo especial solo por yo haber nacido ahí. Eso es solo un accidente estadístico, nada más.

Lo extranjero significaba para otras personas de la zona en que crecí una actitud de reserva, desconfianza y hasta odio. Quizás por creerse ellos superiores, o por miedo.

Para mí significaba algo que quería conocer a profundidad, y ojalá poder experimentar de primera mano.

De niño, insistí muchas veces en que me enviaran a un intercambio o algo. Pero esto no se pudo por plata. Y porque, en realidad, no me paraban muchas bolas con eso.

-“Eso es un capricho que se le va a pasar”.

Decían.

Terminé el colegio, y seguí con esa llama por dentro. Pero la posibilidad práctica de poder ir a ningún Pereira era casi nula.

Digo, yo quería ser Piloto, y ni siquiera parecía que fuera a poder ser Piloto de carrito de BonIce. Y esa problemática se circunscribía solo a Medellín de momento.

Ahora, ¿viajar? ¿Viajar bien lejos? ¡JA! Con esfuerzo viajaba en bus entre Medellín y Rionegro, y eso…

Sin embargo, por un set de circunstancias, la posibilidad se estaba volviendo real para mí. Y la tomé de inmediato y a manos llenas.

Aquí la gente estaba alegando porque no iba a haber frijoles allá, decían:

-“¿No le da miedo?”.

-“¿Y si se pierde?”.

-“¿Cómo va a hacer para comunicarse?”.

-“¿Y la comida?”.

-“Aayyy ¿pero allá la gente si es querida como aquí?”.

Y variado pajazo mental adicional, de esos que les gusta a los colombianos, tipo:

-“Tenemos el segundo himno más bonito”.

Y pendejadas similares sin sentido.

Yo, por mi parte, en vez de eso imaginaba que rica nueva comida iba a conocer. Ansiaba el cambio de ambiente.

No tenía mucho de qué agarrarme en Colombia en ese momento. Exceptuando la falta que me iba a hacer mi mamá y mis perritas mientras estuviera lejos, en realidad, nada me ataba aquí.

La cosas sucedieron muy rápido, y un día le dije a mi mamá:

-“Madre, en dos semanas me voy a Tailandia”.

-“Bueno mijo”.

Y estuvo.

Se creaba un pequeño haz de esperanza, y quizás, se podía vislumbrar una tenue luz al final del túnel en el asunto de la licencia de Piloto.

Por lo menos iba a poder hacer algo, y ahorrar dinero, mirando hacia allá. Por poco dinero que fuera, y por alta que siguiera siendo esa montaña desde mi perspectiva.

Y así, este fue el inicio de ese inicio.

Ruta: Medellín (MDE) – Miami (MIA)
Avión: Boeing 737-800
Aerolínea: American Airlines

Llegué como con 2 horas y media de anticipación al Aeropuerto. Ahí hice el check-in sin mayor problema.

Dejé la maleta y me fui a andar por ahí, y como faltando 45 minutos para la salida del vuelo me fui a emigración. Eso fue una cosa toda loca, el man del DAS y yo tuvimos esta conversación:

-“¿Hace cuánto llegó?”.

-“Yo vivo aquí”.

-“¿Hace cuánto llegó?”.

-“Yo vivo aquí”.

-“¿Hace cuánto llegó?”.

-“¡Que yo vivo aquí!”.

A la tercera entendió.

Mientras eso sucedía, un policía le decomisó una chocolatina a otra persona que hacía emigración. Y luego se la comió.

Todo como en dos minutos. Eso sí que me pareció raro… Y divertido a la vez.

Estuve en la sala de espera unos 25 minutos antes de la hora de salida, y 5 minutos después inició el abordaje.

Se veía hermoso el N920AN, un Boeing 737-800 que me llevaría a Miami esa tarde en el vuelo AA910.

El vuelo AA910 era para ese entonces, el recientemente inaugurado segundo vuelo diario a Miami de American Airlines.

IMG_6719.jpg

Me puse cómodo y finalizó el abordaje. Resultó que iba a tener toda la fila para mí (los tres puestos pues). Tanto mejor.

Fuimos remolcados, y comenzamos nuestro rodaje a la pista 36 de ese entonces.

IMG_6721.jpg

Despegamos, y el vuelo inició sin novedad.

IMG_6725.jpg

Seguimos rumbo norte. Salimos de Colombia cerca a Cartagena, aunque no por encima de la ciudad.

Cartagena.
Eso ahí es Cartagena.

Rámirez.

IMG_6727.jpg

Sirvieron el almuerzo un poquito antes de llegar a Jamaica. Yo elegí pollo y estuvo bien.

La gente se queja mucho de la comida de aerolínea, pero a mí no me sabe horrible. Supongo que es lo bueno de ser medio simplón en ese aspecto, y no tener ínfulas de caviar en clase económica OK.

Comida a bordo.
Comida a bordo del AA910 MDE-MIA.

Rámirez.

La tripulación era una combinación de argentinos, chilenos, y cubanos de Miami. Había un par que no parecía estar de muy buen humor, pero de resto estuvo bien.

De todas maneras, en eso también soy medio simplón.

Siempre que no me escupan en la cara, ni me insulten, ni me peguen, ni violen a las mujeres de mi villa. Siempre que me ayuden si lo requiero dentro de sus responsabilidades, me doy por bien servido por la tripulación.

Hoy en día se usa una preautorización en línea que se llama ESTA. En ese entonces, quienes entrábamos a Estados Unidos con el programa de exención de visa teníamos que llenar un formulario verde físico que se llamaba I-94W. Yo aproveché para llenarlo mientras volábamos entre Jamaica y Cuba.

I-94W
Formulario I-94W exención de visa.

Rámirez.

De estas dos islas no se vio mucho. Estaban bien nubladas.

IMG_6742.jpg
IMG_6748.jpg
IMG_6754.jpg

El descenso inició dejando Cuba. Pronto, la tonalidad del mar cambió de azul oscuro a azul claro.

Comenzaron a aparecer embarcaciones de varios tamaños, e islotes.

IMG_6759.jpg
AA Boeing 737-800
Sobre el mar cerca a Florida.

Rámirez.

IMG_6766.jpg

De repente, la ciudad de Miami.

IMG_6769.jpg
IMG_6771.jpg
Tierra Estados Unidos.
Tierraaaa Estados Unidos.

Rámirez.

IMG_6777.jpg
IMG_6782.jpg
Miami.
Sobre Miami a punto de aterrizar.

Rámirez.

Aterrizamos en la pista 30 (creo), y nos dirigimos a plataforma.

IMG_6787.jpg

En el camino vi varios Boeing 727 de DHL. También vi otros Aviones muy interesantes para mí en ese entonces…

IMG_6789.jpg
IMG_6790.jpg
IMG_6792.jpg

Como un Airbus A340-300 de Iberia. Este ya lo había visto varias veces en Bogotá.

IMG_6807.jpg

Un Airbus A340-600 de Virgin Atlantic. Este si lo había visto muy poco en ese entonces.

IMG_6805.jpg

Un Airbus A320 de Mexicana. Entre otros.

IMG_6800.jpg

Pronto, llegamos a nuestra posición de parqueo.

IMG_6811.jpg
IMG_6810.jpg

Por ese entonces, me gustaba pedir autorización para tomar una foto de la cabina de mando.

Solicité en ese vuelo, y el Capitán O’Neil no tuvo ningún problema en permitirme hacerlo. Tomé la foto mientras él llenaba la documentación del vuelo.

AA Boeing 737-800
Cabina de mando de N920AN, Boeing 737-800 de American Airlines al llegar a Miami procedentes de Medellín, gracias al Capitán O'Neil.

Rámirez.

Tomé la foto y salí rápido del Avión.

Todavía tenía que hacer inmigración y aduanas. Yo seguía para Washington, y la conexión no era del todo cómoda.

IMG_6822.jpg
Ruta: Miami (MIA) – Washington (IAD)
Avión: Boeing 757-200
Aerolínea: American Airlines

Me bajé del vuelo anterior, y salí corriendo a hacer inmigración y aduanas.

Había una fila tremenda para ambas cosas. La de inmigración se puso un poquito más lenta porque hubo un enredo con unos asiáticos que no hablaban inglés, ni español.

IMG_6825.jpg

En adición a eso, me mandaron al chequeo secundario de aduana, detrás de una señora que no sé de dónde venía. Se había traído todo un trasteo. Bien podría haber sido colombiana.

Luego me tocó correr por todo ese Aeropuerto a chequear el equipaje de nuevo.

Miami Airport
Yendo de una terminal a otra en el Aeropuerto de Miami después de llegar.

Rámirez.

Afortunadamente, este vuelo se retrasó una hora porque había una tormenta en la ciudad de donde venía el Avión.

No pudo salir a tiempo hacia Miami por esta razón. De lo contrario, habría sido muy factible que me dejara.

IMG_6827.jpg

El Avión era N664AA, un sexy Boeing 757-200 con winglets.

Por coincidencia, N664AA fue el segundo Avión de American Airlines que yo había visto en Rionegro, pero en ese momento no tenía winglets.

El primero era el Boeing 757-200 retro jet del primer vuelo en 2002. Hasta un vaso del evento me conseguí, miren la foto de abajo.

AALMDE.jpg

Me senté en mi puesto de ventana, y de nuevo, me tocó la fila entera para mi solo.

Eso siempre es bueno, porque eso de que se siente una vieja linda al lado y quiera hablar con uno y todo eso, solo sucede en las películas. O le pasa a los otros.

Miami Airport
Sentado y listo.

Rámirez.

Salimos justo una hora después de la hora planeada del gate D49 (siquiera… Si no, me deja).

Despegamos muy rápido, y ascendimos en nada. Un Boeing 757 de noche y al nivel del mar tiene un desempeño muuuuy bueno no joda.

Miami Airport
Encendiendo motores.

Rámirez.

Pasaron las auxiliares ofreciendo alguna bebida, y vendiendo los audífonos. En este vuelo no había comida gratis, aunque con 2 horas y media de vuelo era casi igual de largo que Medellín – Miami.

No hubo mayor servicio pero las auxiliares estaban como todas contentas. Y bueno, yo pedí jugo de naranja (Minute Maid, el usual) dos veces en el vuelo de 2 horas y media, y nada más.

Sin problemas con el servicio en realidad (después de haber explicado ya mi postura al respecto).

Pasamos una zona de tormenta eléctrica y hubo algo de turbulencia, pero yo relax.

Aproximamos y aterrizamos en Dulles, y tuvimos que esperar unos minutos para llegar a nuestro punto de parqueo.

Mientras esperábamos, el Avión obviamente estaba estático. Ahí, la gente se paró, creyendo que ya habíamos llegado a la posición de parqueo.

Las auxiliares anunciaron que todos se sentaran por favor, que no habíamos llegado todavía.

Esto pasa muy a menudo, y siempre es un momento de diversión para mí.

Miami Airport
Llegamos a Washingtongena.

Rámirez.

Una vez en el Aeropuerto, casi que no me encuentro con quién me tenía que recoger.

El man se iba para un lado, y cuando yo llegaba a ese lado, el man se había ido para otro, y cuando yo iba a ese otro, el man había regresado al primero. Hasta que nos encontramos, en esa época no tenía smartphone ni datos.

De este vuelo no tengo mayores quejas. Sí, hubo un retraso, pero fue para mi beneficio.

Tenía un día libre en Washington, y por supuesto, lo empleé en mis amores.

O sea, ¡el Smithsonian National Air and Space Museum! Específicamente, ¡el Centro Steven F. Udvar-Hazy!

IMG_6849.jpg

Yendo al museo.

IMG_6851.jpg

Steven F. Udvar-Hazy es un man que nació en Hungría. Creó a ILFC, uno de los más grandes imperios de leasing de Aviones, hoy en día parte de AerCap.

A finales del siglo pasado, él hizo una donación muy grande a la Smithsonian Institution. Con eso, construyeron un anexo al National Air and Space Museum.

El principal, localizado en pleno Washington, estaba lleno y no podía exhibir todo lo que tenía en su poder, por física falta de espacio.

IMG_6853.jpg

Entrando.
Así que con esa donación construyeron el Steven F. Udvar-Hazy Center como un anexo de ese museo, en pleno Aeropuerto Washington Dulles.

Entre sus características, tiene una torre de observación para ver las operaciones del Aeropuerto. Y desde el parqueadero, se pueden tomar buenas fotos de los Aviones aproximando.

IMG_6854.jpg

Yo ese día libre me di una vueltica por la ciudad.

Incluso pasé de rapidez por Gravelly Point, un parque delicioso que queda cerca a una de las cabeceras del Aeropuerto Washington-Reagan. A orillas del Potomac

El resto del día lo pasé en ese museo.

IMG_6987.jpg

Las calles de Washington.

IMG_6989.jpg
IMG_6990.jpg

Llegando a Washington-Reagan.

IMG_6992.jpg

Torre de control de Washington-Reagan.

IMG_6993.jpg

Vista de Washington-Reagan desde Gravelly Point.

IMG_6998.jpg
IMG_6994.jpg

Operaciones Washington-Reagan desde Gravelly Point.

IMG_6995.jpg

El Capitolio desde Gravelly Point, al otro lado del río Potomac.

Pero bueno, me fui para el museo. Para mí era increíble tener todos esos Aviones históricos al frente.

Yo sabía la historia de la mayoría por haberla leído, o visto en algún video o documental. Pero tenerlos ahí en mis narices era otro cuento.

Smithsonian
Steven F. Udvar-Hazy Center.

Ramírez.

Estaba sobrecargado. Había Aviones como…

IMG_6875.jpg
IMG_6905.jpg

¡El Concorde!

IMG_6858.jpg

El Boeing 367-80 “Dash-80”, el que fuera el prototipo del exitoso y revolucionario Boeing 707.

IMG_6856.jpg

El Enola Gay, un Boeing B-29 Superfortress. El que lanzó la bomba contra Hiroshima.

Enola Gay
Enola Gay.

Ramírez.

IMG_6935.jpg

El Lockheed SR-71 Blackbird.

SR-71.
Lockheed SR-71.

Ramírez.

IMG_6952.jpg

Mikoyan-Gurevich Mig-21.

IMG_6961.jpg

Y el Transbordador Espacial “Enterprise”, entre muchos otros muy interesantes.

Enterprise
Enterprise.

Ramírez.

Pueden ver abajo un par de galerías con más fotos del museo, y de la vueltica por Washington ese día.

Al salir del museo, me compré ahí mismo un modelo de un McDonnell-Douglas MD-11F de FedEx. Todavía lo tengo en mi cuarto.

DSC_1874.jpg

El modelo que compré allá.

Ruta: Washington (IAD) – Beijing (PEK)
Avión: Boeing 747-400
Aerolínea: United Airlines

Llegué al Aeropuerto como con 2:15 de anticipación e hice el check-in. En ese vuelo, estaban usando el auto check-in con máquinas lectoras de pasaporte.

Dos o tres empleados estaban ahí viendo por si alguien necesitaba ayuda. En ese momento era algo novedoso para mí.

IMG_6999.jpg

Llegando al Aeropuerto. Avianca había iniciado vuelos a Washington hacía poco tiempo.

Actualización enero 2018: 1. United Airlines dejó de volar el Boeing 747 en noviembre de 2017. Lo hicieron después de una historia ininterrumpida de más de 47 años volándolos, incluyendo mi humilde aporte a esa historia.

Tiempo después, lo mismo hizo Delta Air Lines. Y de este modo, ya no hay ninguna aerolínea de Estados Unidos que vuele el Boeing 747 en vuelos regulares de pasajeros.


2. Mi Avión en particular, el N198UA, fue sacado de circulación mucho antes. Lo picaron en el desierto.

Cuando me enteré me entristecí (por lo que significó en mi ñoñada), pero es el círculo de la vida Rey León.

La foto la puedes ver haciendo click aquí, pero si eres como yo, no es una foto apta para ti. Llorarás y llorarás, sin nadie que te consuele…

No había podido escoger la silla por Internet, eso pasa por “seguridad” o cuando el vuelo está muy sobrevendido. En la máquina, ya en el Aeropuerto, tampoco me asignaron silla.

Tocaba que me la asignara el agente en el gate. O sea que sí, el vuelo estaba sobrevendido hasta el tuétano.

En Dulles en ese entonces usaban un mobile lounge” (“salón móvil”). Como su nombre lo dice, era un salón móvil sobre ruedas que transportaba gente entre una terminal y otra.

Es el único Aeropuerto en que me ha tocado tal cosa, aunque sé que el sistema se usó en otros. Me gustó.

IMG_7008.jpg

Ya en el mobile lounge. Al frente se ve otro que justo “llegaba”.

En mi viaje en el mobile lounge entre una terminal y otra, vi un Airbus A340-600 de South African, un Boeing 717-200 de AirTran, y un Boeing 747-400 de Korean Air, entre otros.

Entretenimiento es lo que tenía.

IMG_7004.jpg

Boeing 717-200 de AirTran.

IMG_7009.jpg

Airbus A340-600 de South African Airways.

IMG_7010.jpg

Boeing 747-400 de Korean Air. En ese entonces acababan de incluir a Korea del Sur en el programa de exención de visa. Ese vuelo iba repleto.

IMG_7011.jpg

Airbus A320 de TED. Un intento de aerolínea de bajo costo que tuvo United por ese entonces.

IMG_7005.jpg

Recorriendo Dulles en mobile lounge.

Al momento de escribir esto, ya en Dulles hay un tren subterráneo para moverse entre terminales. El mobile lounge sigue en uso para casos específicos.

A mí me pareció lo máximo, al igual que el diseño de la terminal principal, hecho por el arquitecto finlandés Eero Saarinen.

Hice pues todo el proceso de check-in, y llegué al gate. Ahí, el agente me dijo que paila, que ya no había ventana.

IMG_7012.jpg

Gate C3.

Yo me quería morirrrr. ¡¿Cómo así?!

¿Mi primer vuelo en Boeing 747?
¿Mi primer vuelo sobre el Polo Norte?

¡¿Y NO IBA A HABER VENTANA?!

Pues así era, ¡carajo!

Me terminó dando el puesto 52G, una silla de pasillo bien lejos de cualquier ventana.

Ni modo entonces, observé por la ventana al hermosísimo N198UA. El Boeing 747-400 que me llevaría a Beijing ese día en el vuelo UA897.

Dulles
N198UA desde la ventana.

Ramírez.

IMG_7014.jpg
IMG_7016.jpg

Ese vuelo de United entre Washington y Beijing era relativamente nuevo.

IMG_7018.jpg

Abordando.

Abordamos a tiempo y todo estuvo listo.

Me estaba acomodando en mi silla agridulce. Ahí, un man que iba como con un grupo de estudiantes me pidió que cambiara de silla con una de las estudiantes que él llevaba, para que les tocara a todos juntos.

La estudiante estaba en un puesto casi pegado a una ventana, aunque no ventana en sí. Entonces, no tuve problema.

Eso supondría ponerle un poquito más de azúcar a la combinación agridulce del momento.

IMG_7020.jpg

Esperando.

A mi lado, en la ventana, había un chino como de 15 años que iba para Guangzhou. En el pasillo, un man de Estados Unidos que amaba Harley-Davidson, e iba para Fuzhou.

Nos quedamos ahí como una hora, y estaba empezando a hacer mucho calor, cuando el Capitán dijo:

-“This is your Captain speaking, we have a problem with some air compressor and the mechanic is taking care of it right now, you should lower the shade because it’s too hot”.

(-“Este es el Capitán, tenemos un problema con un compresor de aire y el mecánico se está encargando de eso ahora mismo, debería bajar su persiana porque hace mucho calor”).

Como a los 10 minutos de eso, nos bajaron a todos a mil de ese Avión.

IMG_7022.jpg

¡Todos pa abajo! El Avión se varó…

De nuevo estábamos en la sala de espera C3. El vuelo mostraba un retraso de dos horas, las cuales pasaron rápido dentro de todo.

Me preocupaba perder mi conexión en Beijing, pero de resto estaba relax.

En últimas, era problema de la aerolínea, y ellos tendrían que encargarse de lo que sucediera.

Yo tenía que llegar, pero no tenía que llegar a ninguna hora específica, a ningún compromiso específico. Solo había que llegar, lo otro vendría.

IMG_7025.jpg

Vuelo UA897 a Beijing, ahora con dos horas de retraso.

IMG_7028.jpg

El ala izquierda, desde la sala de espera.

IMG_7031.jpg

Un Boeing 757-200 de United se movía por el lugar…

Dulles
El hermoso.

Ramírez.

Dulles
Mapa de la terminal cerca de ese gate.

Ramírez.

IMG_7034.jpg

Ahora saliendo a las 1430.

IMG_7036.jpg

RAM/A haga el favor de ir por su silla de NO VENTANA. Mentira, ya todo estaba resuelto como les comenté. Solo que ese sistema no se actualizó.

IMG_7038.jpg

Abordando por segunda vez.

Llamaron de nuevo a abordar, y esta vez no hubo ningún problema técnico. Fuimos remolcados justo dos horas tarde y rodamos hacia la pista.

IMG_7045.jpg
IMG_7052.jpg

Despegamos después de una Cessna Citation X, y un Gulfstream.

IMG_7055.jpg

Estábamos el ascenso inicial. Mientras veía al Aeropuerto hacerse pequeño, y sentía el tren de aterrizaje del Boeing 747 retraerse, sucedió algo que nunca antes me había pasado.

Tuve una especie de pequeño ataque de pánico, de unos dos o tres segundos, yo estaba pensando:

-“¡JUEPUTAAAA! ¡ESTO VA PA CHINAA! ¡BÁJENME DE AQUÍ!”.

Pasaron otros dos segundos. Y justo cuando el tren de aterrizaje dejó de sonar, de repente, me invadió un tipo de alegría extraña que yo no había sentido hasta ese momento. Ahora lo que pensaba era:

-“¡JUEPUTAAAA! ¡ESTO VA PA CHINAA! ¡QUÉ CHIMBAAAAAAAAAA!”

Y con ese sentimiento me quedé el resto del vuelo.

Van casi 10 años al momento de escribir esto desde que eso sucedió, y lo recuerdo como si fuera ayer.

Creo que lo puedo volver a sentir y todo mientras rememoro.

Virando hacia el norte para emprender el camino, tuve una vista privilegiada de Dulles. Y de los trabajos de ampliación que se estaban llevando a cabo en ese momento.

IMG_7062.jpg

Delante de mí, iba una mamá con su niñito pequeño chino. El niñito me quería agarrar la nariz en un momento dado, pero sorprendentemente, estuvo muy callado todo el resto del vuelo.

IMG_7064.jpg

¡Siquiera! 14 horas aguantando un culicagado llorando y sin poder hacer nada… No es mi idea de diversión.

La mamá en ese momento me preguntó qué iba a hacer a Beijing. Le dije que iba para Bangkok, y hablamos dos o tres minutos. Luego, el niño se calmó, y no volví a saber de ellos en todo el vuelo.

Además, el chino que estaba en la ventana había olido mi sufrimiento de ñoño de Aviación antes de remolcar.

Me dijo que tomara las fotos que me diera la gana, y que viera lo que me diera la gana. Simplemente se tiró para atrás.

El man era muy flaco, entonces tanto mejor. Fue como si no hubiera nadie. Y así, se me arregló el vuelo del todo.

IMG_7067.jpg

La ruta del vuelo era por Canadá, Polo Norte, Rusia, Mongolia, y luego China.

IMG_7063.jpg

Como una hora después del despegue dieron la primera comida. Al igual que la de American Airlines días antes, en mi gusto simplón no estaba nada mal.

IMG_7066
Primera comida del United 897 ese día.

Ramírez.

Luego dieron unos fideos. Al niñito de adelante, la mama se los daba con palitos chinos.

Después, fue una especie de sándwich. El servicio estuvo bien, sobre todo por parte de una auxiliar china muy buena gente.

IMG_7139.jpg

Segunda comida, los fideos. Nos dieron también una galleta de limón que me pareció deliciosa.

IMG_7140.jpg
IMG_7142.jpg

El niñito que me quería agarrar la nariz, comiendo.

IMG_7177.jpg

Tercera comida.

IMG_7087.jpg

En algún momento estaban pasando una película con Jack Nicholson, pero no le puse ni cinco de atención.

El chino prácticamente me había cedido la ventana. Y lo que podía ver por ahí para mí era mil veces más interesante.

IMG_7084.jpg
IMG_7128.jpg

Tras unas horas de vuelo, íbamos relajados muy al norte de Canadá. Y después de otro tanto tiempo de vuelo se apareció ante mí… ¡el Polo Norte! ¡la nieve extensa!

Era una de las cosas más lindas y espectaculares que había podido presenciar hasta ese momento.

IMG_7136.jpg
IMG_7086.jpg
IMG_7102.jpg

En ese momento, me paré de mi silla y fui a caminar por el Avión.

A la mayoría de la gente parecía importarle tres pelos. Muchos dormían, otros leían, otros tenían la persiana cerrada.

IMG_7092.jpg
IMG_7094.jpg

Pero había un par de chinas viendo por una ventana y hablando entre sí.

Se veían bastante emocionadas por lo que estaban viendo. No entendí un carajo porque no hablo chino, pero se notaba la emoción.

Yo no era el único sintiendo cositas calurositas derivadas del frío en ese momento.

IMG_7101.jpg
IMG_7107.jpg

El paisaje era supremamente monótono, pero supremamente impresionante y poderoso. ¡No le quité el ojo de encima hasta que se terminó!

IMG_7118.jpg
United 897
¡POLO NORTE HELL YEAAAH!

Ramírez.

El vuelo prosiguió, y ya estábamos sobre Rusia.

Entramos por el norte. Y atravesamos el país de norte a sur saliendo por la zona de Irkutsk, Ulan-Ude, y el lago Baikal.

IMG_7149.jpg

En ese entonces no había ido a Rusia, pero siempre había querido.

Al momento de escribir esto ya he ido a Moscú y la zona aledaña.
Pero todavía quiero ir a esa zona lejana que estaba sobrevolando. Y a Kamchatka, Sakhalin, y Siberia. Entre muchas, muchas otras.

Poder ver a Rusia, aunque fuera desde la ventana de un Avión en vuelo, era muy emocionante para mí.

IMG_7168.jpg
IMG_7164.jpg
IMG_7163.jpg

Tierras rusas.

En ese momento, me paré a dar vueltas por el Avión de nuevo para que no me diera trombosis y todo eso. Había otras personas en el mismo plan, conversando en la parte de atrás del Avión.

IMG_7167.jpg
IMG_7165.jpg

Yo tomé un par de fotos adicionales desde unas ventanas en distintos lados del fuselaje, son las que están arriba. También hablé un ratico con una china (china de la China, no rola).

IMG_7175.jpg

Por cierto, en Ulan-Ude hacen gran parte de los Helicópteros Mil.

Volando entre Rusia y Mongolia, comenzaron a entregar los formularios de inmigración chinos. Como yo solo estaba haciendo conexión no tenía que llenarlo.

IMG_7039.jpg

De hecho, si fuera a hacer cualquier otra cosa distinta de conectar, me habría tocado tener una visa. En ese momento no tenía visa para China.

Poco después, comenzó el descenso y la aproximación.

IMG_7179.jpg
IMG_7184.jpg

¡11280 kilómetros marikis!
Eso es como la distancia que hay desde Washington-Dulles hasta el punto en el cuál tomé esa foto. ¡Wuaaaashhh!

IMG_7186.jpg
IMG_7192.jpg
United 897
Descendiendo a Beijing.

Ramírez.

El descenso continuó, y ya no se veía nada en realidad.

Yo no sabía si era por nubes o por smog. El caso es que el Avión estaba siendo configurado para aterrizar, después de casi 14 horas de vuelo.

A mí se me había borrado la raya del culo, y había tenido fusión cular, o “fusionae culum”, como le llaman los médicos.

IMG_7195.jpg
IMG_7196.jpg
IMG_7199.jpg
IMG_7203.jpg

Llegamos como a las 16 y pico hora local del día después del que habíamos despegado. Concluyendo casi 14 horas de vuelo.

No se veía mucho. Ahí fue la primera vez que experimenté el legendario smog de Beijing. Lo que había visto en la aproximación era smog de hecho, no nubes.

IMG_7205.jpg
IMG_7208.jpg

Llegamos a la, para ese entonces, recientemente inaugurada Terminal 3. Con forma de dragón, y hecha para coincidir con los Juegos Olímpicos de 2008.

En ese momento, mi primer pensamiento fue que ¡definitivamente nos faltaba mucho en Colombia! Los asiáticos en realidad sabían de Aeropuertos buenos.

Y pensar que yo que vivía tan orgulloso del José María Córdova (el Aeropuerto de Medellín). Eldorado (el Aeropuerto de Bogotá) en ese tiempo no tenía por donde competir. Hoy en día su terminal es muy decente.

Pero en ese entonces era otra cosa.

El man de Harley-Davidson al lado mio se había tomado 3 cervezas y estaba medio prendo. Empezó a aplaudir cuando aterrizamos.

Durante el vuelo me contó que iba para Fuzhou, y me dio a entender que tenía una novia allá, o algo.

Al desembarcar, ahí en el gate había una hoja con 7 nombres, incluyendo el mío.

Me identifiqué con el agente. Y apenas estuvimos los 7 listos, salimos todos corriendo detrás del man para hacer la conexión a Bangkok.

Como recordarán, habíamos salido con retraso de Washington. Yo fui como el cuarto en aparecer de esa lista.

IMG_7210.jpg

¡Los de Bangkok! ¡Rápido!
Ahí estábamos siguiendo al man de blanco que nos esperó en el gate, con la lista de nombres.

IMG_7211.jpg
IMG_7212-1.jpg

Todo listo para los Olímpicos de 2008.

Fue MUY ágil todo el proceso, incluyendo la estampada de pasaporte. Había empacado mal el protector solar, y me lo decomisaron.

En ese entonces, estaban algo recientes todas esas normas de los líquidos en cabina de pasajeros. Aunque en Washington había pasado derechito.

United 897
El sello superior izquierdo rojo, mi primer sello de algún país asiático y realmente lejano. ¡Lo veía y no lo creía! Luego vinieron otros, y su significado en mi vida es de las cosas que más atesoro, pero en ese momento no tenía ni idea que iba a tener más. Pocas semanas antes yo no iba a ir ni a Titiribí...

Ramírez.

Apenas me revisaron el maletín de mano, sacaron la botellita y me dijeron algo en chino que no entendí.

Supongo que era algo como:

-“¡Paila mijo!”.

Sonaban como bravos. Pero no, mentiras, el chino mandarín le puede sonar a uno como una persona brava, pero ellos hablan así normalmente.

IMG_7215.jpg

En teoría, uno calificaba la atención del agente de inmigración con eso. De alguna manera, dudo que a mí me hubiera tocado realmente el agente “Abc 123”.

Acto seguido, botaron pues el protector solar mal empacado. Luego seguí sin problemas hacia, maravilla, ¡otro Boeing 747-400!

Esta vez era uno de Thai Airways, y me llevaría a Bangkok, mi destino final ese día.

Otras fotos de este vuelo en esta galería de abajo.

Ruta: Beijing (PEK) – Bangkok (BKK)
Avión: Boeing 747-400
Aerolínea: Thai Airways

Como dije hace unos párrafos finalizando el trayecto anterior, la conexión fue MUY ágil.

Desde que salí del gate de United, hasta que estuve montado en el Boeing 747-400 de Thai, no pasaron más de 20 minutos. Eso incluyó fotos, caminada, decomisada de bloqueador solar, y estampada de pasaporte.

Rápidamente llegamos al Boeing 747-400 de Thai Airways. En esta ocasión, el vuelo TG615 sería llevado a cabo por el HS-TGX, con colores clásicos.

IMG_7219.jpg

HS-TGX en el gate a punto de salir. Esperando a los que venían tarde de Washington.

En ese entonces, la aerolínea estaba en transición entre esos colores, y los actuales morados.

IMG_7216.jpg

Vuelo TG615 a Bangkok, en inglés. Estaban “abordando” y nosotros apenas llegando.

IMG_7217.jpg

Vuelo TG615 a Bangkok, en chino.

Me monté de una al Avión, y me senté en mi puesto 40A en ventana, ahora sí totalmente mía. El puesto del medio estaba vacío, y en el pasillo había un man de Malasia muy buena gente.

Dejé todo listo, me puse el cinturón, y miré un ratico por la ventana. Había un Airbus A330 de Dragonair ahí parqueado.

Tuvimos un retraso como de 20 minutos, y escuché al Capitán decir que había problemas de visibilidad y con el control aéreo. Éramos turno tres para salir.

IMG_7221.jpg

Lo último que vi antes de quedarme bieeeen dormido.

Yo había visto muuuuchos Aviones en el Aeropuerto. Entonces, me alegré de ser turno 3 para la salida, pensé que iba a ser rápido.

Para ese momento, llevaba como 20 horas despierto, 14 de ellas metido en otro Boeing 747-400. Así que, me medio acomodé y me dormí profundamente de una, como una morsa indecente.

No tenía ninguna queja de United, quizás un poquito sobre el espacio para las piernas, pero bueno, en económica no se puede pedir mayor cosa.

Sin embargo, el interior del Boeing 747-400 de Thai Airways me gustó mucho más, era más cómodo.

Sentí más espacio para las piernas, aunque no se si era cierto o una ilusión. Y el ambiente en general era más bacano.

En esa época, no había incursionado el PTV tan fuerte como ahora. Esos interiores con pantallas cada cierto número de filas eran lo normal, sobre todo en económica.

Ahora veo esas fotos y me da mucha nostalgia, no necesariamente porque fuera mejor.

IMG_7225.jpg

Interior.

IMG_7226.jpg

Letreros en tailandés… ¡iba para Tailandia aeaeaeae!

El caso es, que en un momento dado me desperté, y me asomé por la ventana. Era exactamente el mismo cuadro, el mismo exacto Airbus A330 de Dragonair en la misma parte.

La única diferencia es que ya estaba oscuro, y me pegué tremenda desubicada.

Yo había llegado al Avión casi terminando la tarde, y era factible que en el retraso no hubiera pasado mucho tiempo. Podría ser que se hubiera acabado de poner oscuro, justo con la terminación del atardecer.

No tenía ni idea qué hora era ni qué estaba pasando.

IMG_7228.jpg

Lo primero que vi al despertarme… ¡la misma vaina que antes de quedarme dormido!

Entonces, le pregunté al man de Malasia que estaba en el puesto del pasillo:

-“Oíste, ¿me dormí solo 15 minutos, o qué pasó aquí?”.

Me respondió:

-“No, nada, llevamos como 5 horas aquí quietos”.

Lo que me sorprendió es que todo el mundo estaba calmado, nadie renegaba. Las auxiliares pasaban repartiendo material de lectura y bebidas. Todo como si nada.

Si eso hubiera sido en otro lado, Colombia por ejemplo, ya habría habido muerto. O quizás un Piloto cascado, como sucedió alguna vez a bordo de un McDonnell-Douglas MD-83 de Avianca.

Pero bueno, ahí estábamos. Por cierto, no había una sola auxiliar fea en ese vuelo, ¡ea!

Y sí, yo efectivamente había dormido 5 horas que de otro modo habrían sido bastante aburridas.

A los 15 minutos fuimos remolcados, y comenzamos a rodar a la pista. Tuve la suerte de haberme despertado justo en el momento adecuado para no perderme el despegue, pero tampoco haber tenido que aguantar la espera.

Despegamos.

Pasaron con la comida, pero yo no quise. Tenía muy buena cara, pero físicamente no me cabía.

No quería vomitar de llenura en el Boeing 747-400 de Thai Airways. Entonces, dije que no gracias, y de nuevo me dormí.

IMG_7234.jpg

Volví a despertar como 30 minutos antes de llegar a Bangkok. El vuelo desde Beijing dura unas 5 horas. Ahí, comencé a llenar el formulario de inmigración.

Llegamos al relativamente nuevo Aeropuerto Suvarnabhumi de Bangkok. Inaugurado en 2006 con mucha pompa y circunstancia.

El antiguo, llamado Don Mueang, seguía operando también. Luego lo cerraron pero Suvarnabhumi se llenó, y entones lo abrieron de nuevo.

Don Mueang es muy curioso porque tiene dos pistas (normal hasta ahí). Y, en medio de las pistas, tiene un campo de golf (anormal hasta ahí).

El campo de golf se llama “Kantarat”, y se ve claro en el video abajo como es la cosa.

Ese Aeropuerto sigue funcionando a septiembre de 2018 en conjunto con Suvarnabhumi. De hecho, toda la operación de AirAsia se pasó a Don Mueang.

Como anécdota histórica, podré decir cuando esté bien viejo:

-“Veaaa mijo yo alcancé a despegar y aterrizar en Suvarnabhumi en vuelos de AirAsia”.

Porque ya no hay, y quien sabe si regresen.

IMG_7240.jpg

Saliendo del Avión.

IMG_7241.jpg

Todos a inmigración. Son las dos de la mañana.

A mí me gustó mucho. Hay gente que se queja porque hay que caminar mucho, lo cual es cierto.

Pero como la caminada es viendo puros Aviones, no hay queja por mi parte.

IMG_7242.jpg

Inmigración.

Los tailandeses dicen que hubo corrupción y no sé qué cosas. Y hubo algunos problemas estructurales que costó un dinero importante reparar, si mal no recuerdo.

Pero bueno. En lo que a mí respecta no problemo.

IMG_7245.jpg

Vuelo TG615 de Beijing en inglés (ver la hora).

IMG_7246.jpg

Vuelo TG615 de Beijing en tailandés (ver la hora).

Inmigración y recogida de maletas fue de una. Rápidamente me encontré con quién me iba a recoger, esta vez no nos perdimos el uno del otro.

TG615
Esto se ve ingresando a inmigración. Ahí al fondo se ve una de las filas para control de pasaporte.

Ramírez.

Ya eran las 02:30 de la mañana. Se suponía que el vuelo llegaba a las 21:20 de la noche anterior.

TG615
Llegamos a Bangkokgena.

Ramírez.

Yo no sabía donde estaba parado, ni como me llamaba. No tenía raya del culo después de semejante travesía.

Era la muy documentada “fusionae culum” conocida por los profesionales de la salud, entonces relax.

¡Estaba feliz como una lombriz!


leer más:

Escribe un Comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificar