Korea du North quinta parte

Buenas buenas, solo por si no leyó las notas iniciales de la parte 1, aquí se las recuerdo:

1. Esto está escrito con base en mis experiencias, mis gustos, mi visión de un momento dado, y mi limitado conocimiento sobre una cosa u otra.  Lo tuve por mucho tiempo en borrador pero apenas lo publiqué como cinco años después del viaje, así que hay cosas que seguro han cambiado y yo no me he enterado, y otras de las que quizá no me acuerdo muy bien (aunque suelo tener excelente memoria).

No me creo la autoridad de nada de lo que hablo aquí, y usted puede estar en desacuerdo con cualquier cosa que lea.  Las opiniones de cosas son subjetivas y a mi no me interesa convencer a nadie de nada.

Por otro lado, los hechos tienen una naturaleza muy distinta a la de las opiniones, así que si se da cuenta que he escrito algo técnica o históricamente incorrecto, por favor, notifíqueme.

2. Comparto esto con todo el gusto del mundo, pero eso no le da derecho a usar el material sin mi consentimiento, ni editarlo, ni nada.  Si tiene algún interés en usar algo para lo que sea, por favor escríbame antes.  Yo no vivo de esto, y si el uso es en algo que no sea con ánimo de lucro estoy muy presto a colaborar, en términos generales, aunque me reservo el derecho a rechazar cualquier propuesta por la razón que yo considere, o por ninguna razón.

Si es con ánimo de lucro también estoy presto a colaborar, pero entenderá que no esté yo de acuerdo con que alguien se lucre de mi trabajo (o hobby) sin que yo reciba nada, entonces contácteme y vemos a que arreglo llegamos.

He tenido inconvenientes con medios de comunicación antes que han abusado de esa forma, y en un par de ocasiones hasta lo legal se ha ido con abogados y toda esa wea, y he ganado.  No es algo que disfrute pero estoy dispuesto a hacerlo de nuevo, así que por favor, sea respetuoso de los derechos de autor.  Nada de “foto cortesía” (hasta que de hecho yo mismo tenga la cortesía, y en ese caso iría el crédito correspondiente), ni “modalidades” similares.

Todo el material que hay en este artículo ha sido escrito por mí, excepto cuando se especifique lo contrario, del mismo modo, casi todas las fotos han sido tomadas por mí, y cuando no es el caso, han sido tomadas de fuentes que no impiden su uso de la manera en que yo lo he hecho aquí.  Los videos que no me pertenecen, alojados en Youtube o Vimeo, no tienen ninguna advertencia o bloqueo en contra usarlos de la manera en que lo hago en este artículo, hasta el momento de la última actualización.

Dicho eso, si encuentra en este artículo algún material que le pertenezca y crea que ha sido usado indebidamente por favor notífiqueme prontamente para solucionarlo.

3. Este artículo se puede ver en dispositivos móviles, pero está diseñado para ser visto en un computador portátil o de escritorio, y se ve mucho mejor así.  Recomiendo leerlo en un computador.

4. Este artículo es algo largo y pesado, así que ha sido dividido en siete partes.  Usted está a punto de comenzar a leer la parte número 5.  Puede acceder haciendo click a la parte 1, parte 2parte 3parte 4, parte 6, o parte 7.

Continuamos…


Otro lugar que visité fuera de Pyongyang fue Samjiyon, que no es una ciudad per-se sino el nombre de un condado con una villa pequeña, que tiene su propio aeropuerto que iba a servir para un resort de ski que iban a construir unos empresarios del sur en los años 80, pero al final no fue.

DSC_0981.jpg

El lugar está muy cerca del monte Paektu, que es una montaña sagrada en Korea en general, y cerca del que dicen ellos que fue el lugar de nacimiento de Kim Jong-Il (la contraparte dice que nació en un campamento cerca de Khabarovsk, en lo que era en ese entonces la Unión Soviética).  A mí todo esto por supuesto me interesaba, pero más que eso me interesaba el vuelo desde Pyongyang, esta vez no iba a ser la ida en bus King Long.

¡El vuelo iba a ser nada más y nada que en un Ilyushin Il-18!  El Il-18 es un turbohélice soviético de 4 motores que tuvo su primer vuelo en 1957.

DSC_0777.jpg

En su momento fue operado por muchas aerolíneas y fuerzas militares de la Unión Soviética y países afines como Aeroflot, TAROM, Interflug (Erich Honecker, líder de Alemania Oriental, de vez en cuando volaba en uno), Cubana, Malev, entre otras.

Para el momento en que yo pude tomar tan delicioso vuelo solo estaba operando el de Air Koryo, uno modificado que usa la armada de Rusia, y uno que usaba una aerolínea en Somalia que se llama Daallo (hmmm Somalia… debo ir eventualmente).

DSC_0784.jpg

Al momento de escribir esto Daallo todavía existe, pero ya no operan el Ilyushin Il-18.

Mi objetivo principal aeronáuticamente hablando era el Ilyushin Il-62 en que había llegado desde Beijing, pero cada Avión nuevo que podía volar allá era una maravilla, y ese Il-18 me hizo muuuy feliz.  Era un Avión muy particular, y en Air Koryo lo sabían, tan al punto que antes de despegar tuvimos una reunión con representantes de la Aerolínea y los Pilotos solo para hablar del Avión y hacer preguntas en general.

DSC_0773.jpg

En el grupo que estábamos por lo menos el 85% de las personas tenía alguna relación y aprecio por la Aviación de un modo u otro, y en Air Koryo nos dieron gusto.

DSC_0753.jpg

Entre otras cosas, decían que tenían logística para tener el Avión volando otros 10 años por lo menos si todo salía bien, y obvio, todos aplaudimos y casi lloramos al escuchar esto, menos las pocas personas que no tenían mucha conciencia de la joya de que hablábamos y que estaban medio perdidos, y quizá, medio asustados en vista de la viejera de Avión.  No todo el mundo sabe de Aviación ni aprecia las cosas buenas de la vida, y con eso no hay rollo.

DSC_0755.jpg

En esos momentos poco importaba la política y nadie en realidad metió la cucharada con ninguna pregunta capciosa ni alguna actitud maluca, entonces la gente de Air Koryo se relajó aún más, y hasta comenzaron a contar chistes.  En últimas toda la gente es igual independientemente de política o geografía. *Sale a abrazar un árbol*.

En ese vuelo se unieron otros extranjeros que no había visto hasta ese momento, recuerdo claramente a unas señoras gringas y británicas que todo el viaje hablaron bobadas, pero bobadas que me hicieron reir mucho.  También abordaron otras tripulaciones en uniforme, fuera de la encargada del vuelo, y nunca supe si también estaban aprovechando ese vuelo para hacer algún traslado militar, o estaban ahí para “cuidarnos”.

El caso es que el Avión estaba inmaculado y yo muy contento, y así, una fría y lluviosa mañana salimos desde Pyongyang a Samjiyon.  El rodaje a la pista estaba tan largo que una de las señoras dijo “very smooth flight!” (“¡que vuelo tan calmado!”) creyendo que ya habíamos despegado y las otras señoras que estaban con ella le dijeron que no habíamos despegado y se la gozaron, y yo gocé aún más.

El Avión ascendía lentamente con una gracia tremenda, yo iba pasando Chariots of Fire en mi cabeza mientras veía lo poquito que se asomaba entre las nubes.

DSC_0792.jpg

La configuración interior era atípica, con puestos de pasajeros adelante, un galley separado de los pasajeros en la mitad del fuselaje (y con unos puestos para las auxiliares) y atrás más puestos para pasajeros, de modo que en el puesto 5A estabas algo más adelante de las hélices de los motores, pero si estabas sentado en 6A estabas casi en el escape de los motores.

DSC_0794.jpg

Llegamos pues a Samjiyon y el Avión quedó ahí parqueado bien cuidadito mono, nosotros íbamos a regresar al siguiente día para volar de vuelta a Pyongyang.

DSC_0808.jpg

En ese Aeropuerto hay una presencia militar importante, puros Mikoyan-Gurevich viejitos (Mig-15 creo), pero no estaban muy visibles ni operativos cuando llegamos, aunque se escuchaban detrás de unos árboles haciendo pruebas de motor.  Entramos a la terminal del Aeropuerto de Samjiyon que era una edificación con dos cuartos, uno grande que hacía las veces de sala de espera y otro más pequeño que tenía una báscula clásica checoslovaca (ni checa ni eslovaca, ¡checoslovaca!) para pesar el equipaje.

DSC_0866.jpg

Obvio preferí no ir a buscar lo que no se me había perdido en ese momento.

De ahí salimos por una carretera destapada en mucho mejor estado que cualquier trocha del oriente antioqueño (pero destapada igual) a un hotel que no tenía electricidad (o sea, en teoría tenía las conexiones y hasta televisores de perilla chinos, pero nada, se había ido).  En el camino se podía ver a varias personas a pie y una que otra moto, quién sabe desde donde y hacia donde irían.

El lugar no tenía electricidad en ese momento, pero tenía un sistema de calefacción tradicional koreano MUY bacano que se llama Ondol, que básicamente es calentar el piso grueso a punta de humo de madera.

Poner los pies ahí en ese frío tan jodido que hacía era delicioso, yo solo me senté en una cama y puse mis pies ahí mientras contemplaba hacía donde iba mi vida y el cosmos y todo eso.  Poco importaba que no hubiera electricidad (y nunca imaginé que esa frase fuera a ser escrita por mí).

DSC_0921.jpg

Igual no nos quedamos mucho tiempo, era cosa de llegar, descansar un ratico y ya.  Luego salimos en el mismo bus, por la misma carretera hacia el monte Paektu.  El paisaje era bien bonito en el camino, y seguía haciendo un frío del demonio.

DSC_0884.jpg

El monte queda en toda la frontera entre Korea del Norte y China (literalmente un pedazo en cada país), y es venerado por todos los koreanos, entonces los del sur van desde China con haaarrrto fundamento pa evitar pasarse al norte y no armar otro mierdero.

Aunque no es fácil igual, siendo frontera está lleno de militares y puestos de control, pero ya hubo un incidente en el resort del monte Kumgang, en la frontera con el sur, donde una turista de allá como que se perdió o algo y un soldado del norte le dio bala y la mató, así que supongo que se toman serias precauciones ahí en el monte Paektu cuando se va desde China.

Es tan importante en Korea del Norte que hasta sale en el escudo del país y todo.  Es la misma importancia que absolutamente todos los colombianos le damos a las cornucopias (mentiras, no, allá si pareciera importarles en serio, aunque sea por razones “equivocadas”).

En la cima del monte hay un lago hermoso que se llama el Lago del Cielo, pero ese lago solo lo he visto en fotos porque había bastante nieve y el camino se ponía más difícil de transitar a medida que se ascendía, por un lado, y por otro lado el bus se varó, ¡ja!

Al principio el bus se recalentó un poquito y paramos unos minutos, ahí el conductor le echó agua de una botella que tenía y seguimos el camino.

DSC_0895.jpg

Pero a medida que seguíamos se recalentaba más y más hasta que tocó parar del todo.

DSC_0893.jpg

¿Y qué iba a hacer uno con un bus varado en Korea del Norte cerca al monte Paektu y cagado del frío?  Pues nada, esperar que el conductor y un ayudante que él tenía fueran a recoger agua de un charco con un balde que tenían, se la echaran al motor así todo loco, reirse de la situacion, y esperar un rato.

Y les funcionó la cosa porque el bus después prendió como si nada, pero desistimos de seguir subiendo.  Ese bus lo prendían uniendo unos cables con la batería que tenía justo al frente, me parecía lo máximo.

Yo hubiera querido ver el lago, de hecho todavía quiero, pero la sola aventura y como se resolvió al final valió la pena.

muajara1.jpg

¡Todo bien!

Posteriormente terminé en el lugar de nacimiento de Kim Jong-Il, según Korea del Norte.  Ellos dicen que nació justo en el sector del monte Paektu en un campamento militar de resistencia antijaponesa, y dicen que cuando nació se formó una estrella y salió un arco iris doble y que cambió la estación de invierno a primavera.  Es un cuento super looooco marikis, pero bueno, allá creen eso, y aquí los corruptos salen dizque a marchar contra la corrupción, y me parece igual de loco.

DSC_0916.jpg

La militar que nos estaba contando la historia parecía muy convencida del cuento.  La historia del otro bando dice que nació, sí, en un campamento militar, pero en un campamento en la Unión Soviética en una villa que se llama Vyatskoye no muy lejos de Khabarovsk, mientras Kim Il-Sung comandaba un grupo de chinos y koreanos metidos en el ejército rojo.  Dicen que le llamaban Yura (bien rusa la cosa).

Yo no sé cuál historia es la real, pero cuando yo nací en el centro de Medellín estoy seguro que a tres cuadras a la redonda de donde yo nací estaban atracando por ahí a ocho personas, mientras en una cuadra hacía sol y en otra caía una tormenta de los mil demonios… aunque no era por mi nacimiento sino porque así es el centro de Medellín, desde aquellos tiempos.  No hubo ningún arco iris doble ni nada de eso.  ¡Yo soy bien del montón oís!

De ahí fuimos a las cataratas Rimyongsu, que según dicen fluyen en ríos subterráneos hasta que salen a la superficie justo en el punto donde fuimos a visitar.  Un lugar bastante bonito a decir verdad.

DSC_0944.jpg

Cuando nos dirigíamos al lugar nos cruzamos con un camión del ejército y la cara que pusieron los guías y el conductor fue para morirse, definitivamente no estaban esperando verlo ahí.  De una nos dijeron a todos “¡bajen las cámaras y no tomen fotos!” como si de eso dependiera su propia vida, cosa que de cierta forma no estaba tan alejada de la realidad, creo yo.  Cuando dejamos el camión atrás y lo perdimos de vista les volvió el color.

De ahí fuimos al Gran Monumento de Samjiyon.  Otra estatua a Kim Il-Sung y las batallas, que fácilmente podría ser la más grande por fuera de Pyongyang.

DSC_0956.jpg

Dicen que lo hicieron para conmemorar la batalla de Pochombo, que básicamente es cuando las fuerzas de Kim Il-Sung decidieron dejar la guerra de guerrillas e irse a dar chumbimba de frente.

DSC_0965.jpg

Allí también hay una réplica pequeña de la Torre de la Idea del Juche.

DSC_0966.jpg

La guía militar nos habló sobre la historia de estos monumentos tan convencida como la que nos contó la historia del nacimiento de Kim Jong-Il en el monte Paektu.

DSC_0960.jpg

Regresamos pues a la villa a descansar, había sido un día bacano y movido.   Algunas fotos del monumento y la villa en Samjiyon justo abajo.

Al otro día había un Ilyushin Il-18 que tomar hacia Pyongyang.

Llegó el otro día y de nuevo para el aeropuerto para regresar a Pyongyang.  Llegamos al aeropuerto y el bus nos metió hasta la plataforma así relajado, sin pasar por el interior de la terminal.

Ahí en la plataforma almorzamos y el único chequeo de seguridad fue que nos pasaron un detector de metales de esos de mano por si las moscas, pero de resto nada.

DSC_1007.jpg

A estas alturas algo así es impensable en la gran mayoría de países, creo yo, pero allá estaba así la cosa.  En últimas era el único vuelo del día y era el mismo grupo de locos que había llegado el día anterior justo en el mismo Avión.  Ese día el clima estaba mucho mejor, y vi un Mig-15 de la fuerza aérea en pruebas de motor (eso se debía escuchar hasta China, delicioso), pero ni una foto… ¡después me clavan!

DSC_0833-2.jpg

Las auxiliares de vuelo llegaron de quien sabe donde.  Apenas llegamos el día anterior se fueron y solo las volvimos a ver hasta ese momento.  Probablemente no tenían autorización para interactuar con nosotros más de lo estrictamente necesario y correspondiente con su oficio.

Ahí estaba el Ilyushin Il-18 bien cuidadito mono como lo dejamos el día anterior.

DSC_1004.jpg

Terminamos el almuerzo aeroportuario, apareció también un tractor con algo de equipaje para poner en bodega y pronto iniciamos el abordaje.

DSC_1016.jpg

Abordo del P-835 de nuevo iniciamos nuestro regreso a Pyongyang, de nuevo un vuelo delicioso lleno de gracia mientras en mi mente sonaba Chariots of Fire, sin la más mínima turbulencia.

DSC_1027.jpg

Entramos a la pista activa, y ahí nos quedamos como unos tres minutos mientras hacían prueba de motores, creo yo.  Luego fue un despegue suave.

Esta vez me hice en un puesto más hacia atrás, al otro lado del galley que estaba en medio fuselaje, justo antes de la entrada mirando desde el empenaje hacia la nariz.

DSC_1056.jpg

Las rodillas no me cabían en ese puesto, pero a uno que ha tenido su dosis de coonatra no le importa tanto.  ¡Ese vuelo no se trataba de ir cómodo! Igual no era tan horrible pues…

DSC_1042.jpg

El vuelo prosiguió normal y tuvimos una aproximación y aterrizaje suave en Sunan.

DSC_1062.jpg

Otras fotos del vuelo entre Samjiyon y Pyongyang en la galería de abajo.

Allí había una sorpresa.  ¡Un Ilyushin Il-14!

DSC_1076.jpg

El Ilyushin Il-14 es un Avión derivado del Ilyushin Il-12, diseñado en los años 50 también (el 12 voló por primera vez en 1945).  Su principal uso era como reemplazo del siempre bien ponderado Douglas DC-3, que en la Unión Soviética se construyó bajo licencia con la designación Lisunov Li-2 pero ya querían algo más moderno y totalmente propio, pa eso eran potencia y no se veía bien usar los Aviones de la rancia oligarquía capitalista.

DSC_1105.jpg

El Avión salió bien hecho y era apreciado para operaciones en terrenos no preparados (algo común con los Aviones soviéticos del momento).   Se construyeron más de 1000 pero a estas alturas del partido no queda ninguno volando, aunque tengo entendido que hay por lo menos uno que todavía es aeronavegable en Rusia, conservado por un grupo de aficionados.

DSC_1102.jpg

Según me dijeron, el que estaba en Pyongyang cuando llegamos no era legalmente aeronavegable desde finales de la década de los 80, pero lo que sí es cierto es que estaba MUY bien cuidado.  No creo que hubiera requerido un trabajo muy extenso para que volviera a volar, a grandes rasgos y sin meterme en cosas técnicas que no podría saber a simple vista.

DSC_1110.jpg

El Avión, con número de registro 535, tenía colores parecidos a los de Air Koryo pero no estaba en su flota realmente.

DSC_1099.jpg

Nos dijeron que Kim Il-Sung había usado ese Avión en algún momento (aunque poquito, porque él le tenía miedo a volar, al igual que Kim Jong-Il.  Ellos usaban trenes para transportarse incluso hasta Europa.  Kim Jong-Un si no le tiene miedo a eso y tiene un Ilyushin Il-62 “presidencial”, ver el video de abajo minuto 0 al 3 y a partir del 18).

Tengo entendido que el Avión ahora está en algún otro lugar de Pyongyang y se hacen esfuerzos importantes para su conservación.

O sea, me bajé de poder volar en tremenda joya de Avión para justo poder presenciar en mis narices a otra que no estaba en el itinerario, y como éramos “los de los Aviones” no nos estaban poniendo mucho problema con el asunto de las fotos y eso.  ¡El viaje estaba saliendo de maravilla!

Share this...
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
error: